Anuncia el Papa visita a M?xico en el 2009

10/07/2006

El Papa Benedicto XVI defendió durante su estadía en Valencia, España, único país que da categoría jurídica a la unión homosexual, a la \”institución insustituible del matrimonio entre un hombre y una mujer\”.

La agenda de la visita del pontífice a Valencia, ciudad del este de España, incluyó reuniones con la familia real, con el jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy.

El encuentro entre Zapatero y el máximo jerarca de la Iglesia católica atrajo la atención toda vez que el socialista legisló el \”matrimonio homosexual\”, la ley de reproducción asistida, que permite la clonación; la conocida como ley del divorcio express, entre otras.

Benedicto XVI concluyó este domingo una visita de 26 horas a Valencia, donde del 1 al 9 de julio tuvo lugar el V Encuentro Mundial de las Familias, cita que concentró a más un millón de peregrinos de diferentes países del mundo.

Durante el ángelus dominical, el Papa anunció a la Ciudad de México como sede del próximo encuentro, lo que generó aplausos y ovaciones de los miles de asistentes.

\”Ahora tengo el gozo de anunciar que el próximo Encuentro Mundial de las Familias se celebrará en 2009 en la Ciudad de México\”, subrayó el pontífice.

\”A la amada Iglesia que peregrina, en la noble nación mexicana y a la persona del señor cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de

aquella ciudad, expreso ya desde ahora mi gratitud por su disponibilidad\”, dijo Joseph Ratzinger.

El Papa aprovechó todas sus intervenciones en Valencia, para referirse a las familias de mundo, a las que pidió comprender el valor del matrimonio como bien de la humanidad, que es la base del mensaje que sobre la familia tiene el inicio de su pontificado.

En tanto que a los obispos y sacerdotes, Benedicto XVI los animó a continuar con su labor de enseñar la doctrina de la fe.

\”La Iglesia nos enseña a respetar y promover la maravillosa realidad del matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, que es, además, el origen de la familia\”, destacó el pontífice en la misa que este domingo ofició para clausurar el encuentro de Valencia.

\”Ayudar a esta institución es asegurar la dignidad, la igualdad y la verdadera libertad de la persona humana\”, recordó.

El Papa explicó que en la cultura actual se exalta muy a menudo la libertad del individuo concebido como sujeto autónomo, como si se hiciera él solo o se bastara a sí mismo, al margen de su relación con los demás y ajeno a su responsabilidad ante ellos\”. Se busca organizar la vida social sólo a partir de deseos subjetivos y mudables, \”sin referencia alguna a una verdad objetiva previa, como la dignidad de cada ser humano, sus deberes y derechos inalienables a cuyo servicio debe ponerse todo grupo social\”, agregó.

\”Cuando un niño nace, a través de la relación con sus padres empieza a formar parte de una tradición familiar, que tiene raíces aún más antiguas. Con el don de la vida recibe todo un patrimonio de experiencia\”, resaltó el jerarca católico.

Precisó que \”los padres tienen el derecho y el deber inalienable de transmitirlo a los hijos\”,

Añadió que ellos deben \”educarlos en el descubrimiento de su identidad, iniciarlos en la vida social, en el ejercicio responsable de su libertad moral y de su capacidad de amar a través de la experiencia de ser amados\”.

A los obispos y sacerdotes, Benedicto XVI les recordó la víspera que la Iglesia \”no puede dejar de anunciar y promover a la familia, y el valor fundamental que representa con sentido de responsabilidad y alegría\”.

Esa referencia fue reiterada en su mensaje ante más de un millón de personas en el encuentro festivo y testimonial, cuando el pontífice pidió hacer cumplir principios que están contenidos la Carta de los Derechos de la Familia de El Vaticano.

\”Invito pues, a los gobernantes y legisladores a reflexionar sobre el bien evidente que los hogares en paz y armonía aseguran al hombre, a la familia, centro neurálgico de la sociedad\”, subrayó el Papa.

Dijo que \”el objeto de las leyes es el bien integral del hombre. La respuesta a sus necesidades y aspiraciones. Esto es una ayuda notable a la sociedad, de la cual no se puede privar y para los pueblos es una salvaguarda y una purificación\”.

En una carta entregada a los obispos españoles, el pontífice aseguró que sigue de cerca los acontecimientos de la Iglesia de España, por lo que les pidió mantener vivos los valores de la pastoral y mantener viva el alma de los españoles.

La otra cara de la visita de Benedicto XVI a Valencia fue la del dolor de las familias de los 42 fallecidos en el accidente del Metro la semana pasada en esta ciudad, por las que oró para pedir por su alma y consoló a los dolientes de la tragedia.

Tras salir del aeropuerto, el pontífice se dirigió a la estación del metro Jesús, en céntricas calles de Valencia, donde pidió \”el descanso eterno y en paz\” de los fallecidos, y acompañados de los príncipes de Asturias colocó una ofrenda floral.

En la Basílica de Nuestra Señora de la Virgen de los Desamparados, el Papa rezó \”por el consuelo a todas las familias que han sufrido las consecuencias del accidente, que ha sumido en el dolor y el luto a los hijos de esta ciudad\”.

?

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio