Ceresos en Durango

19/05/2011

 

Los Centros de Reinserción Social, Cereso, en el Estado de Durango, atraviesan la mayor crisis de su historia: tráfico de drogas y armas al su interior, riña entre bandas, asesinatos, corrupción, mala administración y pésimo trato a sus internos.

Vergüenza. Durango vuelve a ser noticia nacional. La nota no son las narcofosas, son nuevamente los Ceresos.

El problema es nacional, pero esta agravado en Durango. Los ocho muertos y 10 heridos de una balacera registrada en el interior del Cereso  No. 1, ubicado en la ciudad de Durango, es solo una muestra de la incapacidad de las autoridades  en su administración.

El pasado nueve de marzo los reos también se enfrentaron a balazos durante más de una hora. El saldo oficial todavía esta cuestionado: un muerto y tres heridos.

En los dos hechos las autoridades no han logrado explicar cómo fue que los reos tenían en sus manos armas. La impunidad dentro de los Ceresos y la corrupción de las autoridades es evidente. ¡No pueden existir armas y drogas sin colusión de los funcionarios encargados de vigilar los penales!, pensar lo contrario es ilógico.

El gobierno estatal pensó en resolver su problema de información en asuntos de seguridad al momento que nombró a Rafael Rosales Sida como encargado. De los hechos de ayer no ha surgido rueda de prensa, que si hubo en el pasado altercado del Cereso, que ponga fin a los rumores e infinidad de versiones sobre lo que verdaderamente aconteció en el penal de Durango.

En enero del año pasado hubo, en el mismo penal, 23 muertos. Este año han sido asesinados de manera violenta cinco custodios de la misma penitenciaria. ¡Hasta cuándo van a esperar las autoridades para intervenir verdaderamente y acabar con el problema.

Corrupción, impunidad, cobardía, ineficacia e incapacidad, son las cualidades que describen a nuestras autoridades.

¡Hasta cuándo!

 

 

 

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio