Congreso de Durango, un fiasco republicano

3/09/2013

 

 

El cambio de siete diputados priistas al Partido Verde, Partido de Alianza Nacional y Partido Duranguense representa una burla a la voluntad política de los duranguenses y revela el servilismo y el carácter rastrero de los diputados locales en la instalación de la nueva legislatura en el  Congreso del Estado de Durango.

Durango vuelve a ser noticia nacional sobre la política demagógica y vil que se desarrolla en sus órganos de gobierno, pues en ningún estado de la república se desenvuelven eventos tan denigrantes para la política.

¿Dónde quedan los principios ideológicos y la ética partidista de los siete diputados que cambian de partido por prebendas económicas y políticas?

Con este cambio también se evidencia la posición de entrega y envilecimiento del partido Duranguense, PANAL y Verde, a pesar que siempre han demostrado su entrega al poder político en turno, nunca se había descarado tanto.

¿Cómo puede ser posible que priistas con mucha trayectoria como Arturo Kampfner Díaz, Carlos Matuk López de Nava y Eduardo Solís Nogueira hayan cambiado a otro partido momentáneamente? ¿No cavan su trayectoria política por cumplir órdenes disímbolas?

Durango vive momentos de inmadurez política y de falta de ética política. Son nuestros malos políticos los que traicionan sus convicciones para ser empleados serviles a un patrón que los trata como lo que verdaderamente son.

No solo las columnas nacionales destacan el hecho, no hay articulista local que no critique la camorra en que se ha convertido el congreso del estado duranguense.

 

 

Deja tu comentario

Loading...

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio