Corrupción en los mandos de policia

28/09/2011

 

La detención del director y subdirector de seguridad del municipio de Lerdo, vuelve a poner en las calles y en el tintero el tema la corrupción que impera en los mandos policiacos de Durango; da risa la declaración que hace hoy el secretario de seguridad pública Jesús Antonio Rosso Holguín donde asegura que la entidad esta dentro de las diez más seguras del país.

Marcos Cordero Tafoya, Pedro Palacios López, director y subdirector de seguridad del municipio Lerdense respectivamente, fueron arraigados recientemente para permitir el avance de su investigación en su presunta colisión con el crimen organizado, particularmente con la desaparición de un elemento federal el pasado 10 de julio, los acompañan 23 de sus elementos. Todo esto en la ciudad de México.

La reacción del presidente municipal de la llamada Cuidad Jardín, Roberto Carmona Jauregui, fue amparar a los sospechosos de involucrase con el crimen y de sembrar el terror en su municipio.

La corrupción no es nueva en las corporaciones de seguridad del estado, tanto las corporaciones estatales como las municipales han sido objeto de procesos federales, como Margarita Rojas Rodríguez ex directora del Cereso no. 2 de Gómez Palacio, detenida por apoyar la salida de reos para masacrar a las bandas rivales.

Más botones de muestra. El pasado mayo el jefe de custodios del Cereso 1 y tres guardias fueron detenidos por supuestos nexos con la delincuencia organizada, además de portación ilegal de armas, ejercicio indebido del servicio público y delitos contra la salud.

A principios de junio pasado fueron detenidos con droga y armas cinco miembros de la policía estatal.

Son cuantiosas las ocasiones en que personal encargado de aplicar la ley son arrestados por infringirla descaradamente.

Es hora que el gobierno estatal y los gobiernos municipales hagan algo para fortalecer sus mandos en calidad y profesionalismo, pero sobre todo en ética.

Los enemigos de la ciudadanía, en que se han convertido los policías, deben transformarse en defensores de la integridad y patrimonio de todos. Las declaraciones utópicas de los funcionarios no son suficientes…

¿Alguna vez lo fueron?

 

Deja tu comentario

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio