Crucero de lujo desembarca en playas de Haití

18/01/2010

Supieron de la catástrofe en altamar.

Imagen de animación

Temerosos del futuro de los habitantes de esta isla, los navegantes de un crucero de lujo, el Independence of tthe seas, atracó en playas de Haití, con reservas.

Labedee es la favorita de los cruceros.

En este sitio paradisíaco, sus 3 mil 100 pasajeros no se privaron de nada: subieron al jet ski, tomaron tragos y se bañaron en playas privadas. Inclusive les pusieron una guardia de seguridad, en caso de un probable ataque desesperado de los haitianos.

Según reporta el diario británico The Guardian, los pasajeros tenían miedo de que los pobladores los asaltaran, por lo que Royal Caribbean International les contrató una guardia armada que les garantizará el placer seguro.

De este total de pasajeros, algunos optaron por no bajarse del barco para bañarse en las cristalinas aguas de Labedee por respeto a las víctimas y al dolor de los supervivientes, según publica The Guardian.

Quienes compraron este viaje de lujo disfrutan de unas vacaciones sin ningún tipo de restricción, mientras que a tan sólo 100 kilómetros se encuentra un lugar devastado y envuelto por la desgracia.

“No me puedo imaginar tumbándome al sol o jugando en el agua e incluso comiendo carne mientras en Puerto Príncipe hay miles de personas tiradas por la calle” comentó uno de los pasajeros, dejando un post en el foro de la Royal Caribbean dedicado a las sugerencias.

Pero hay quien sí puede. “Estaré allí el martes y pienso disfrutar de la excursión y de la playa”…

¿Turismo en medio de la tragedia?

La compañía de Florida no ha pensado cancelar el embarque en Haití, así lo explicó John Weis, vicepresidente de la Royal Caribbean International:

“De este modo, Haití se beneficiará del turismo y además tendremos la oportunidad de transportar ayuda a la isla. El cien por ciento del dinero que se recaude en el tour por Labadee, será donado para la reconstrucción de Puerto Príncipe”.

Según explica The Guardian, algunos se quedaron dentro del barco. Pero no por guardar luto: tenían mucho miedo de que los haitianos, que padecen falta de agua y de comida, se les lanzaran al cuello en busca de víveres.

Según han explicado sus directivos en un comunicado, la compañía de cruceros continuará incluyendo a la isla en su itinerario y “dedicará el cien por cien de lo conseguido del tour a Labadee a la reconstrucción de Puerto Príncipe”.

Royal Caribbean International asegura que sus cruceros seguirán dirigiéndose a Haití y mantendrán su actividad turística “como siempre”, de hecho, todavía se pueden reservar suites para el crucero que saldrá el viernes. Las ganancias, eso sí, prometen donarlas al 100 por ciento a las tareas de ayuda y reconstrucción.

Esta atenuante, sin embargo, no tranquiliza la conciencia de todos los pasajeros de los cruceros que atracan en la playa que Royal Caribbean define en su página web como “un exclusivo destino que depara playas inmaculadas, paisajes sensacionales y deportes acuáticos espectaculares”.

(Dulce) vida y muerte.

Una vez más la paradoja del destino.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio