Durango en sangre

1/03/2011

 

Los últimos acontecimientos revelan que nuevamente la ola de violencia se apodera de ciudad capital y evidencia la incapacidad de los que laboran en aras de nuestra seguridad y la insuficiencia de las nuevas reformas al sistema penal en el estado de Durango.

De acuerdo a datos reportados el pasado fin de semana por la Procuraduría General de la República Durango es el estado número dos al registrar 82 averiguaciones previas por el delito de secuestro en los últimos cuatro años, por encima de Distrito Federal y Chihuahua que tienen 77 y 75 respectivamente.

El homicidio del médico Javier Roqueta Fregoso hizo que le gobernador personalmente interviniera en la comunidad médica con el objetivo de frenar su inconformidad por la inseguridad para con los profesionistas.

El presidente de la Barra de Abogados Benito Juárez, Mario Pozo, reveló que la violencia en el estado afectó a 42 miembros del gremio que representa, de los cuales sólo dos sobrevivieron, algunos fallecieron y otros aún se encuentran desaparecidos.

Las mismas personas que dirigen los órganos jurisdiccionales y de administración de justicia del estado de Durango son las que realizaron en el pasado sexenio las reformas al sistema penal con los resultados pésimos que conocemos. Esas mismas personas son las que dirigen el Tribunal Superior de Justicia, Apolonio Betancourt, y el Secretaria de Seguridad Pública, Luis Antonio Rosso Holguín y el Fiscal General del estado Ramiro Ortiz.

Brujos. A principio del año se dan cuenta que sus reformas no tenían éxito y que la delincuencia avanzaba y deciden nuevamente reformar lo que ya habían reformado hace unos años.

Los resultados los vemos todos: nuestra ciudad sigue en el camino de la inseguridad y corrupción, y no hay quien lo pare.

Los resultados en materia de seguridad seguirán siendo los mismos: la violencia y nuestra seguridad seguirá. Si el gobierno deseara verdaderamente seguridad para nosotros no seguirían las mismas personas en esos puestos.

Que necesitamos hacer los ciudadanos para que se nos brinde la seguridad y que los funcionarios den los resultados que exigen sus salarios y el presupuesto que tienen.

Otra más. Ayer luego de circular la versión de un agente estatal herido en un enfrentamiento entre miembros del crimen organizado, la Fiscalía General confirmó el hecho pero no el saldo: dio la versión que ingresaron al Hospital General de la capital dos taxistas lesionados en el enfrentamiento.

La seguridad es el elemento básico que deben proporcionar las autoridades a la sociedad, ¿hasta cuándo?

Deja tu comentario

Loading...
loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio