El Bundestag da el sí al pacto griego pese al aumento de críticos en la CDU

17/07/2015

60 democristianos votan contra el plan que Merkel presentó como la única solución

La canciller Angela Merkel ha obtenido un importante respaldo a su política de rescates a cambio de duras reformas. El Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán) ha concedido este viernes el mandato al Gobierno para comenzar las negociaciones para un tercer rescate a Grecia. Pero la amplia mayoría obtenida -439 votos a favor, 119 en contra y 40 abstenciones-, no oculta la creciente oposición que encuentra Merkel en su propio partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Una parte importante de los 119 noes vino de las filas conservadoras. Antes de la votación, 48 diputados democristianos habían anunciado su intención de rechazar la propuesta de la canciller. El número de rebeldes fue al final superior: 60 noes y 5 abstenciones. El pasado mes de febrero, una votación similar cosechó 29 críticos entre las filas de la CDU. Se trata de un número importante, pero que permite a Merkel salvar la cara y no enfrentarse a una revuelta interna por un plan de ayudas, que según lo definió el ministro Wolfgang Schäuble, será “el último intento” de mantener a Grecia en el euro.

Casi todos los socialdemócratas que gobiernan en coalición con la CDU votaron sí, con la importante excepción de Peer Steinbrück, candidato a canciller en las elecciones de 2013 y ministro de Finanzas en el primer Gobierno de gran coalición de Merkel (de 2005 a 2009). Los Verdes se abstuvieron y la mayoría de los diputados de Die Linke (La Izquierda) dijeron no.

Merkel defendió con un encendido discurso europeísta el acuerdo al que llegaron el pasado fin de semana los líderes europeos para evitar la bancarrota de Grecia. Frente a las dudas sembradas por su ministro de Finanzas durante toda la semana, Merkel ha apostado por mantener la unión monetaria con todos sus miembros. “Nos hemos esforzado para que Grecia pueda seguir siendo en el euro”, ha dicho la jefa del Gobierno. El camino que propuso Schäuble de ofrecer a Atenas una salida temporal de la eurozona resultó no ser “transitable”, ha continuado Merkel.

Con su discurso de la mañana del viernes, Merkel trataba de convencer a los diputados para que concediesen al Gobierno un mandato con el que comenzar a negociar las ayudas a Grecia. La jefa de partido y de Gobierno recordó en el Bundestag las imágenes de jubilados desesperados deambulando de banco en banco en busca de su dinero con los bancos cerrados. “Europa ha vivido en los últimos días un dramatismo difícilmente superable”, añadió.

Merkel ha explicado las alternativas que tenía ante sí cuando negociaba con el resto de líderes europeos y con el griego Alexis Tsipras: o vulnerar las normas europeas o dejar caer a Grecia en una situación de “caos y violencia”. Por ello ha optado por la tercera opción, un “duro” acuerdo para negociar un tercer rescate para Grecia. “No hemos decidido solo sobre Grecia, sino sobre una Europa y una eurozona fuerte. Hay mucho más en juego”, ha dicho Merkel.

El País

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio