El Crepúsculo de la partidocracia

19/06/2015

Por fin, Justicia Divina… la biología en su mas intima expresión, actualmente desnudada hasta conocer la secuencia de los aminoácidos que componen los genes, su composición: La célula, base biológica tanto estructural como funcional, de nuestro cuerpo, como de todo ser viviente, funciones complejas la que de ella emanan, mucho de sus funciones aún son desconocidas, sin embargo, la mano del Divino creador, progenitor, de éste ente; la célula, trae en sus mecanismos íntimos genéticos su muerte celular previamente programada, que la conocemos como “APOPTOSIS”, es decir toda célula de nuestro cuerpo trae implícitamente su maravillosa función, su organización, y su razón fisiológica de su existencia, y también hereda desde su origen genético, este proceso de muerte celular programada, por diversos mecanismos enzimáticos “ normales” que se disparan a un estimulo, generado por la misma célula. Por lo tanto quiero analizar desde un punto de vista político, la APOPTOSIS de nuestro sistema político, que en fin, fue creado a principios del siglo pasado, por un consenso de lideres armados, en que llegaron a ponerse de acuerdo por medio del celebre P.N.R. obra del “turco” Elías Calles, el cual fue posteriormente expatriado por Cárdenas, y finalmente entregando a la “civiliada” el poder, el cual de Miguel Alemán, pasando por ambos Adolfos y terminado con Díaz Ordaz, a pesar de sus “excesos” de represión y/o disciplina hacia las instituciones y también el “desarrollo estabilizador”, termina con el error de heredar el poder a la clase tecnócrata, iniciando con Echeverría y terminando con Zedillo, ya a principios de siglo heredando el poder democráticamente a la oposición de corte derechista, una vez que habíamos pensado que la Patria había tenido su parto democrático, tras doce años finaliza el encanto, y regresa el Revolucionario Institucional a – la silla del Águila, y llega de nuevo el desencanto tan solo en los primeros tres años, ahora en las elecciones intermedias, sus resultados además de la gran abstención, la figura de la candidatura independiente hace la presencia en el magno teatro de la política nacional, y un personaje independiente gana arrolladoramente en el estado mas poderoso del norte, y afronta al sistema político mexicano rompe con el paradigma que el país tiene una monarquía sexenal hereditaria por vía transversal, el sistema con herencia y raíces castellanas y moriscas, embarradas de aztecas, finalmente cede ante el mismo peso del alfa y omega, (historia natural). En una sicosis prematura del rito del “destape” ya se manifiestan a 2 años de los “tiempos que marcan el partido” e inclusive los partidos de oposición ya tienen sus “suspirantes” que el politólogo los interpreta como los estertores agónicos de la muerte.

Dicen que en este país las revoluciones comienzan en el norte, y como axioma euclidiano hay que segregar a la actual clase política dominante, a los Cesares de la decadencia, a la plutocracia partidista, la sociedad civil de este país, esta de pláceles por los resultados y sus protagonistas y por que no decirlo, México, estaba secuestrado por los partidos políticos, el punto benéfico es que las candidaturas independientes son garantía de vox populis, sin pertenecer a institutos políticos, sin “compromisos” que pagar, ya en funciones, se romperían las practicas “monopólicos” INE-partidos políticos, no se polarizaría la nación, en fin esta practica es definitivamente la Meta-Democracia-participativa y enterremos la “partitocracia”, que ya no es fisiológica para la nación, y veamos un México mas Transparente y mas justo y sigo viendo a un México con hambre y sed de justicia… Luce meridiana clarus “Claro como la luz del mediodía”

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio