España necesita aire nuevo

13/11/2020

Su fútbol, muy atado a las estrellas de la última década, tiene que confiar en jóvenes y empezar nuevos proyectos para que vuelvan a ser competitivos en Europa.

Claramente los resultados de equipos españoles en la Champions League de los últimos años demuestran que están lejos de volver a ser los dominadores de la competición como antes. Esto hace pensar que hace falta un cambio de proyectos y estrellas.

Para empezar, al contrario de lo que ocurre en algunos de los clubs más potentes del continente, sus mejores equipos siguen atados al talento de su vieja guardia y no terminan de dar ese paso de reconstrucción que necesitan desde hace tiempo. Esto ocurre en Real Madrid, muy desprovisto sin Sergio Ramos, Toni Kroos y Karim Benzema sobre el campo, en el FC Barcelona, donde Lionel Messi o Gerard Piqué siguen siendo indiscutibles, e incluso en el Atlético de Madrid, con Koke Resurrección, Jan Oblak y Luis Suárez como sus jugadores más determinantes, a pesar de que el uruguayo haya llegado recién tras su salida de Barcelona.

Confiar en los jóvenes

Y aunque en estos equipos sí que estén brillando jóvenes promesas como Ansu Fati, Joao Félix o Vinícius Junior, la realidad es que todavía no se les da a ellos el mando del juego y hace falta que más compañeros de su edad cojan el testigo de la titularidad y den ese relevo a los ya veteranos.

Esto ha llevado a LaLiga Santander, por ejemplo, a dudar de sus clásicos vencedores del título, debido a que les ha salido competencia muy verídica en equipos que sí que han confiado en jóvenes. Aquí destaca una Real Sociedad que también pelea a su vez en Europa League, o un Real Betis Balompié que vuelve a estar entre los mejores de España gracias al aporte de algunos de sus patrocinadores como Betway, plataforma de apuestas que ha ligado su nombre este pasado verano a la entidad sevillana. También existe desde hace unas temporadas una rebelión de equipos modestos como el Getafe o el Granada, que amenazan con quedarse entre los seis mejores cada curso.

Toda esta vorágine en la que se han sumido Atleti, Madrid y Barça les está costando el alcanzar ritmo competitivo de la Champions, en donde equipos de la Premier League y la Bundesliga están marcando las diferentes como antes hacían estos tres, dominadores de prácticamente un lustro.

La Bundesliga no es solo el Bayern

El Bayern de Múnich juega a un nivel superior al resto y después de salir campeón la temporada pasada, en esta ha empezado incluso todavía mejor, goleando precisamente a un conjunto colchonero que nada pudo hacer en Alemania. Curiosamente, gran parte de su equipo titular tiene 25 años o menos.

Además, el insaciable hambre de gol de Erling Haaland, uno de los mayores talentos como delantero centro joven según Transfermarkt, tiene al Borussia Dortmund muy bien situado, con el Borussia Monchengladbach luchando incluso por encima de donde se le esperaba y el RB Leipzig intentando emular su camino de la temporada pasada, que le condujo hasta las semifinales.

La Premier amenaza con su dominio

Desde Reino Unido, la variedad también es muy amplia y amenazan nuevamente con que los ingleses sean los referentes de la competición como hace dos años, campaña en la que la final se disputó entre Tottenham Hotspur y Liverpool. Precisamente los de Jürgen Klopp y Manchester City son los que más brillan en los resultados de la Champions en la página de la UEFA, donde se pueden consultar desde las noticias más importantes, hasta las clasificaciones y calendario de los partidos de dicha competición.

Tampoco se quedan atrás un Chelsea en pleno crecimiento, precisamente tras el desembolso importante en el mercado por varios jugadores aún por progresar como Timo Werner o Kai Havertz, y el Manchester United, que lo fía casi todo a la magia de Bruno Fernandes (26 años), Marcus Rashford (23) o Mason Greenwood (19).

Y gracias a estas plantillas jóvenes, pero asentadas, los ingleses y alemanes pueden competir y jugar a un ritmo vertiginoso que no aguantan en España, ya que sus futbolistas son más veteranos, pero no pueden realizar ese derroche físico.

Por lo tanto, parece que LaLiga tendrá que empezar a hacer un cambio que prometía por ejemplo el Barcelona con la llegada de Ronald Koeman a su banquillo, pero que todavía le está costando un tiempo adaptar a su estilo y forma de jugar, y que también necesita llegar en Atlético y Madrid.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio