Festival Revueltas 2015, circo sin pan

30/09/2015

El objeto para el que fue creado el Festival Revueltas está perdido, la promoción de la cultura a través de actividades donde se destaquen la danza, la literatura, la música, la escultura y la pintura se desfasó por el populismo y la corrupción.

El manejo trasparente del dinero de un festival que cuesta al erario mas de 18 millones es dudoso.

La ley que regula el funcionamiento del festival contempla la figura de comisionado para que lo fiscalice. Ese puesto esta acéfalo e intentan cubrir ese hueco dejando esa responsabilidad a la encargada de la contraloría interna del mismo Instituto Cultural del Estado de Durango (ICED), a pesar que la ley fija de manera clara que el comisionado deberá ser nombrado por la Secretaria de la Contraloria Estatal.

Muchos son los errores con los que mal funciona el Revueltas 2015. La venta de las entradas a los eventos masivos son ofertados en un solo punto comercial, Maxigafas cuyo propietario es el síndico municipal de Durango Alfredo Andrade Gallegos. Único negocio particular que se le publicita. Esta canonjía se suma a una lista de beneficios que obtiene el exlíder empresarial de las actuales autoridades.

No solo esto. A principio de semana el síndico, Andrade Gallegos, salió a defender la decisión del Cabildo de Durango para autorizar la venta de bebidas con contenido alcohólico en los eventos del Revueltas 2015. Es claro que la cultura no es lo suyo, aprovechar las circunstancias para obtener regalías sí.

Ante un clima de inconformidad las autoridades apuestan por eventos masivos, el encargado de sacar adelante al encomienda es el secretario de Turismo, José Ángel Reinosa. Un personaje que nada tiene que ver en el área de la cultura pero con capacidad probada para hacer eventos populistas.

El daño que se hace a los artistas y creadores duranguenses es significativo. El terreno cultural está muy árido en Durango. El cultivo de obras artísticas es difícil. Los artistas no tienen la posibilidad de dedicarse de lleno a su tarea creativa, muchos, todos se ven forzados a ocuparse en trabajos ajenos a su vocación. Muy atrás queda el gobierno en su intento de ser mecenas de cultura y promotor de artistas auténticos.

Los hombres y mujeres dedicados a la cultura deben hacer algo para sí mismos, se tienen que organizar y exigir a las autoridades verdaderos espacios de expresión y apoyo real. Solo así podrá surgir en la sociedad duranguense expresiones humanistas y artísticas que le genere beneficios.

revueltas festival

Te recordamos leer el especial sobre el festival:

Festival Revueltas incumple su ley

Deja tu comentario

Loading...

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio