Festival Revueltas 450

8/10/2013

Poco sentido cultural, despilfarro de recursos públicos, avaricia de los principales funcionarios estatales, acaparamiento de boletos de los principales eventos, millones en publicidad y desorganización es lo que está dejando el Festival Revueltas 450 en éste 2013.

Más de 29 millones de pesos, según el gobierno, es lo que cuesta la organización del festival cultural en el estado. La promoción de la cultura entre la ciudadanía es lo último que persigue el evento. El único logro es el lucimiento de nuestros gobernantes y el engaño y fraude a los duranguenses con la supuesta presentación de un festival cultural popular.

¿Usted sabe dónde comprar boletos para los eventos? En las diferentes publicaciones de promoción de los eventos no aparece más que el teléfono del ICED. El conmutador de las oficinas no contesta.

Pregunte quienes están en primera fila con los artistas de talla internacional y seguramente son funcionarios de primer nivel con familiares y amigos. Es el papel principal de los organizadores, decir que se agotan los boletos y luego los funcionarios de primer nivel “quedan bien” regalándolos.

Los eventos ni son gratuitos porque nosotros los ciudadanos de a pie no tenemos acceso a un buen lugar. Ni tampoco se recupera dinero, pues lo que supuestamente se vende se despilfarra. Festivales culturales del centro del país y Zacatecas, Monterrey y Chihuahua son gratuitos y cualquiera puede acceder a eventos en cualquier parte del auditorio. Se logra el resultado de promocionar cultura para todos.

La presentación de los Creedence fue un fracaso pues las primeras filas estaban solas, se desperdiciaron y los asistentes de gratis hechos bolas atrás. ¿No pueden organizar un evento bien con un grupo de ese nivel?

Apoyar a los talentos culturales y descubrir nuevos a través de concursos, talleres y convocatorias en los diferentes campos artísticos como cine, teatro, poesía, cuento, novelas, canto, música, danza, arte popular, nacional, extranjero e indigenista debería ser el único y principal objetivo del festival Revueltas 450. Pero estamos muy lejos de la realidad donde la cultura contaminada de política no deja frutos.

Los organizadores del evento deberían ser menos paleros de políticos que solo buscan su beneficio en reflectores y concentrarse en hacer un trabajo serio y con sentido.

Deja tu comentario

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio