Informe 2013 Durango, atraso económico y social

19/03/2014

 

El informe de gobierno 2013 de la administración de Jorge Herrera Caldera se caracterizó por destacar el trabajo político en una entidad con mucha pobreza y marginación y con muy pocas posibilidades para dejar su atraso y avanzar económicamente.

Con la promulgación de una constitución con muchos defectos jurídicos, que fortalece la figura gubernamental y sin la ciudadanización de los órganos de gobierno; con una supercarretera que el 90% se hizo en otras administraciones y con festejos del 450 aniversario sumidos en corrupción y tibieza; el informe 2013 solo deja cifras negativas sin base en la realidad duranguense.

Hagamos un breve análisis económico sobre la verdadera situación de nuestra entidad.

Durango tuvo un crecimiento en su Producto Interno Bruto en el 2013 del -0.9 %, en el segundo trimestre de ese mismo año el estado avanzó (si se le puede llamar así) un -2.8 %, solo el primer trimestre mostro una tendencia positiva pues subió un 1.1. Las cifras son verdaderamente alarmantes pues nuestra entidad necesita crecer a un ritmo del 7 % mínimo en su PIB para lograr resarcir el atraso.

Para hacer comparaciones que nos ayudarán a ilustrarnos el año pasado Ciudad Juárez creció 5.5% y la media nacional en el crecimiento PIB fue de 1.1%. Los duranguenses producimos a un ritmo menor que la media nacional estamos dentro de la mitad que no produce, pues crecemos -0.9% o mejor dicho decrecemos 0.9%.

Estas cifras contrastan enormemente con la falsa realidad que nos dan nuestras autoridades, estamos sumidos en un atraso, eso lo vivimos usted y yo, pero nuestros gobernantes que ganan más de lo que merecen no sienten ni viven la escasez.

Los datos de la producción industrial son más tristes, aquí crecimos -4.1%. La cifra es decepcionante pero comprensible si tomamos en cuenta que no tenemos ciudades industriales que produzcan lo necesario y atraigan inversiones indispensables, no tenemos una política económica que resuelva el rezago que tenemos: carecemos de una buen estrategia que trasforme a Durango en una ciudad atractiva para inversionistas que coadyuven a aumentar el empleo cuantitativa y cualitativamente, y mejorar la crítica situación de miles de familias.

Si hacemos un análisis en rubros como la seguridad, la asistencia social, construcción, educación, por nombrar algunos nos vamos a topar con muchos defectos y vicios que no se han resueltos, al contrario han aumentado como la corrupción, un flagelo que prevalece en los órganos de gobierno. Los datos de empleo son mediocres pues con una producción baja es imposible pensar en una mejoría.

Mucho se haría si se da un viraje en la manera de manejar los asuntos públicos, se tienen que retomar muchas políticas olvidadas y crear nuevas que resuelvan de manera efectiva y real la difícil situación que atraviesa Durango.

 

 

 

Deja tu comentario

Loading...
loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio