Jorge Herrera Caldera y el amparo

11/11/2016

El amparo promovido para evadir la cárcel por el exgobernador Jorge Herrera Caldera y 24 mas de sus funcionarios es una prueba contundente de la corrupción existente en la administración pasada.

Ocultar datos sobre las finanzas públicas sobre la administración estatal fue el detonante para iniciar las investigaciones judiciales de los diferentes funcionarios. No puede ser que hasta el momento no se sepa claramente lo ejercido del presupuesto 2016 y el monto deuda pública de Durango.

Muchos millones faltan en las llamadas “cajas chicas” del gobierno Calderista como la Dirección Estatal de Pensiones, CECyTED y Cobaed, dependencias dirigidas por incondicionales al exgobernador como Jaime Alonso Barrios y Jesús Cabrales.

Pero la corrupción de cientos de millones de pesos está en tres secretarías: en la Secretaría de Finanzas dirigida por Cristina Díaz Herrera, donde se detectó una deuda mayor a la manifestada; la Secretaría de Salud de Eduardo Díaz Juárez, por adeudos a proveedores de 450 millones; y la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas con Guillermo Rodríguez Salazar, por obras “fantasmas” que se pagaron y no existen.

Sino hubo robo del dinero público ¿Por qué negar u ocultar información?

Llama la atención que un gobierno que se definía a sí mismo como honesto y promotor de valores es responsable de lagunas y faltantes de millones de pesos.

No solo los funcionarios están en la mira sino muchos proveedores de diferentes servicios incluyendo, claro, al manejo informativo y de comunicación. Dichos proveedores, bajo la mascara de empresas “presta nombres”, están en la mira de las autoridades pues son muchas las incongruencias y pocos los beneficiados.

Los expedientes están hechos y debidamente documentados: la corrupción durante el gobierno de Jorge Herrera Caldera y sus allegados es evidente. Hoy el detonante de las declaraciones del Secretario de Gobierno Adrián Alanis fue la presentación ante la justicia a nivel nacional del exgobernador de Sonora Guillermo Padrés y la aparición retadora del excandidato y expresidente municipal de Durango Esteban Villegas.

Si vuelven a ocurrir hechos que intenten desestabilizar la marcha de la actual administración seguramente veremos no declaraciones sino órdenes de aprensión. Al tiempo.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio