La derecha chilena regresa al poder

18/01/2010

La derecha logró llegar al poder por medio de elecciones después de 50 años, ya que la última vez que había ocurrido fue en 1958 con el ex presidente Jorge Alessandri.

El presidente electo, Sebastián Piñera, celebra su victoria en Santiago de Chile.

El presidente electo, Sebastián Piñera, celebra su victoria en Santiago de Chile. (Foto El Universal)

Sebastián Piñera, el millonario empresario de 60 años, será el próximo presidente de Chile, al obtener 51.6% de los votos contra 49.3% del ex mandatario Eduardo Frei (1994-2000), en una elección que marca el fin del predominio de la Concertación Democrática después de dos décadas en el poder.

“Más que nunca ahora necesitamos de unidad y de todos los chilenos. Del consejo de la presidenta (Michelle) Bachelet y de todos”, afirmó Piñera en sus primeras palabras públicas como presidente electo.

“Vamos a construir sobre roca dura. Los chilenos nos dieron la oportunidad de hacer las cosas mucho mejor. Y haremos un gobierno, sin perder tiempo para solucionar el problema de esos 600 mil chilenos que viven sin trabajo, un gobierno con los mejores”, agregó, abriendo la posibilidad de que en su gobierno sean convocados dirigentes de la derrotada Concertación.

En una jornada calurosa, que culminó con ruidosos festejos, la derecha logró llegar al poder por medio de elecciones después de 50 años, ya que la última vez que había ocurrido fue en 1958 con el ex presidente Jorge Alessandri.

Una hora después de cerradas las urnas, Frei se apuró en reconocer la derrota minutos después del primer boletín oficial con los cómputos leídos por el subsecretario de Interior chileno, Patricio Rosende.

“Quiero felicitar a Sebastián Piñera; la mayoría de los chilenos le ha dado la confianza para que conduzca los destinos del país por los próximos cuatro años”, expresó Frei desde el hotel San Francisco, donde funcionó su cuartel de campaña, acompañado por su esposa Marta Larraechea y por los ex presidentes Patricio Aylwin (1990-1994) y Ricardo Lagos (2000-2006).

En su alocución, Frei destacó la necesidad de que se salvaguarde “el diálogo, la búsqueda de acuerdo y se mantengan las conquistas sociales que tanto nos ha costado recuperar y que se ha transformado en un símbolo de nuestra relación con el mundo”.

Un rato antes desde el Palacio de La Moneda, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, había reconocido el triunfo de Piñera, al decir que “el país hoy ha virado hacia la derecha, y a nosotros nos queda desearle lo mejor al próximo gobierno”. El país quiere un cambio”.

Por su parte, Lagos se reconoció “orgulloso del legado que deja la Concertación en estos 20 años” y llamó a “escuchar el mensaje y trabajar ante los próximos desafíos que se presentarán”.

Entre felicitaciones y saludos —la presidenta llamó a Piñera con quien se reunirá hoy y Frei visitó al ganador en su cuartel de campaña—, en el seno de la Concertación comenzaron las autocríticas y acusaciones. Marco Enríquez Ominami, el disidente que se había que dado con 19% de los votos en primera vuelta, dijo que “esta derrota era evitable. Se cometieron errores imperdonables porque nadie quiso ver y escuchar”.

En medio de la algarabía después de 20 años de la última vez que la derecha ocupó los despachos oficiales, Piñera convocó “a la generación del bicentenario a llevar adelante el mayor de los desafíos el de convertir a Chile en el mejor país del mundo”.

El Universal

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio