¿La esperanza? El Joven político

20/09/2012

Por:Tomas Bermúdez Izaguirre
La Historia y Filosofía tiene virtud de ser maestras de la vida, de personas y de pueblos. Gran enemigo del hombre es la ignorancia; y entre las ignorancias más graves está la ignorancia de estas. Por eso los agentes de la gigantesca obra de disolución de las mejores reservas espirituales y morales del mundo, que son tan activos y poderosos en el tiempo actual, procuran tercamente que las nuevas generaciones desconozcan en absoluto la Historia y Filosofía, y aún más: procuran tergiversarla presentando lo noble como vil y lo vil como noble en las personas y en las conductas históricas. La historiografía verdaderamente científica es hoy abundante y espléndida, dentro y fuera de México. Pero está involuntariamente aislada en instituciones o personas singulares, y su transmisión a los Jóvenes –sobre todo en el ámbito docente a todos los niveles– se intenta por todos los medios obturar. Se intenta eliminar por sistema de la vista y mente de las gentes todo aquello que pueda sugerir una significación de sentido de la vida humana, una trascendencia superior a la animalidad y el instinto. A las nuevas generaciones de políticos mexicanos se les pretenden someter a un bombardeo mental, a través de los medios de comunicación, los centros “educativos”…, sin precedentes. Por eso, y en lo posible, es necesario hacer un esfuerzo especial por mantener accesibles fuentes donde poder informarse sobre la verdad de los hechos filo históricos.

La verdad tiene el mismo atractivo que la bondad y la belleza, y por ser atractiva predispone a seguirla, ilumina el camino, proporciona solidez a las ideas sobre las que se apoya cada paso, amplía el horizonte vital con la esperanza, y da serenidad y fortaleza al ánimo. El ser humano es un devenir para la vida; su trascendencia es un hecho desvelado por el pensamiento filosófico como lo es el descubrimiento del Absoluto, primera causa y Creador. Muchos hombres marginan la Verdad o la rechazan de manera rabiosamente polémica. ¿Y por qué la Historia de México resulta para muchos tremendamente controvertida? No hay nación alguna en el mundo cuya historia suscite semejante apasionamiento, desde el principio hasta hoy.

La única explicación posible de ello es que México se ha distinguido, como ninguna otra nación en la Historia, por su heroico y fecundo servicio a la Verdad. Y por sus abyectas traiciones tanto de liberales como de conservadores. Por eso resulta un México tan polémico como la Verdad misma. Esta es su incomparable grandeza. Y a la evidencia de esta explicación, que se conoce por el estudio riguroso de la Historia, se añade la de ser la explicación única. Felizmente siempre hay hombres que quieren y logran captar el valor universal de la verdad, la bondad y la belleza: los tres órdenes de la verdadera cultura.

Los que de éstos se aplican al estudio riguroso de la Historia, mexicano y extranjero, reconocen el valor universal y permanente de la historia y la cultura Mexicana. Una Historia de México que constituye un desarrollo unitario en torno al eje de la dignidad espiritual del ser humano, y su aporte positivo a la Historia de la cultura Universal, que es de tal calibre, que si México no hubiera existido el mundo sería diferente y peor. Qui pro innocentedicit, satis esteloquens. El que defiende a un inocente, tiene sobrada elocuencia
Correo electrónico: tomymx@me.com

Deja tu comentario

Loading...

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio