Lucero aportó su brillo a Guadalajara

15/02/2011

La cantante, que interpretó baladas románticas y rancheras, logró convocar a más de diez mil personas anoche en la Plaza de la Liberación.

La cantante Lucero festejó el 469 aniversario de Guadalajara y recibió el reconocimiento Polidor por su participación de manos del presidente municipal de Guadalajara, Jorge Aristóteles Sandoval, quien calificó a la cantante como una persona destacada y con “sentido humanista”.

El concierto tuvo una duración de una hora con 40 minutos en la Plaza de la Liberación. Logró reunir a más de diez mil personas.

Cientos de familias llegaron desde la temprana tarde para apartar una silla. Para poder ingresar a la zona, los espectadores debieron pasar por el detector de metales, además de sujetarse a una revisión de bolsas y bultos para poder ingresar a la explanada ubicada frente al teatro Degollado.

En las cuatro esquinas de la legendaria plaza se colocaron torres de vigilancia con dos elementos en cada una de ellas, observando que no ocurriera ningún problema de violencia. Al cierre de esta edición, el saldo en la zona era blanco.

En las primeras filas frente al escenario se sentaron los funcionarios del gobierno y regidores de la ciudad. Antes de comenzar el concierto, el maestro de ceremonias recordó al desaparecido compositor Manuel Esperón.

A las 20:30 horas, Lucero salió al escenario luciendo un ajustado pantalón de mezclilla y una blusa negra. Así comenzó a interpretar éxitos como Veleta, Electricidad y Ya no. En un popurrí rítmico que incluyó temas como Cuéntame, logró demostrar sus habilidades para bailar.

Siempre atenta y sonriente con el público, la también actriz agradeció la invitación: “Me siento como en casa. Creo que soy tapatía, un ojo me baila y otro me zapatea [risas]. Gracias al gobierno por invitarme a celebrar el cumpleaños de Guadalajara, disfruten la noche”.

Lucero prometió un variado repertorio de éxitos y junto a sus seis bailarines ofreció Soy tu dueña, Amor secreto y Sobreviviré.

Después de media hora de concierto, ingresó el mariachi Gama Mil, la cantante se retiró del escenario por un momento, para retornar portando un traje de charro en color café y bordados en oro.

Los gritos de “¡arriba Jalisco!” No se hicieron esperar. Tan alegre estuvo la fiesta mexicana que improvisó sobre el escenario que hasta un espectador de nombre Adrián Ramírez subió a cantar con la artista. Algunas de las melodías mexicanas que entregó fueron Volver, volver, Acá entre nos, Que ruegue quien te quiera, Cielo rojo y cerró con Viva México.

Poco antes de partir recibió la presea Polidor, además del alcalde tapatío estuvo presente el regidor Jorge Salinas. Conmovida, la artista agregó “Gracias por dejarme sentir parte de ustedes, espero que celebremos muchos años más”.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio