México fue una coladera de migrantes; entrevista con Francisco Garduño

19/06/2019

La falta de controles en la frontera sur al inicio del actual gobierno permitió que en sólo tres meses entraran al país 472 mil personas.

En los cinco primeros meses del actual gobierno se permitió una “permeabilidad” en la frontera sur de México que impulsó a los polleros a traer más gente que busca llegar a Estados Unidos.

Para Francisco Garduño, comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), esta falta de controles provocó que en tres meses llegaran a México 472 mil personas, cantidad que equivale a la migración de todo un año.

No había controles, no había ningún control. Era mínimo”, dijo el funcionario en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio.

Advirtió que de mantenerse la tendencia en el arribo de migrantes, que no sólo llegan de Centroamérica, este año se llegará a un millón de personas, lo que es inaceptable para la salud económica del país.

Están llegando de África, de Etiopía, de países que ya traen problemas. También de Turquía, que ya hay un problema migratorio en Europa; somalíes. Es la migración que nos preocupa”, indicó.

Explicó que para frenar el flujo migratorio ayer concluyó el despliegue de seis mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur, a los que se sumarán mil agentes del INM que se acaban de incorporar tras dejar la Policía Federal.

Sobre el incidente de la semana pasada en Agua Dulce, Veracruz, en el que murió una menor salvadoreña, explicó que se investiga si se trató de una venganza de polleros al no obtener el pago que pedían a los migrantes.

Francisco Garduño Yáñez, nuevo comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), consideró que “la permeabilidad” en la frontera sur trajo un arribo desproporcionado de migrantes.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, explicó que esta situación generó una inquietud y llenó una oferta de todos los polleros para traer migrantes y pasarlos de forma ilegal a Estados Unidos.

Detalló que la permeabilidad consistió en que no existían controles migratorios, por lo que ahora se han desplegado seis mil elementos de la Guardia Nacional, además de 600 agentes federales, sumado al apoyo de los gobiernos de Chiapas, Quintana Roo y Campeche.

El comisionado también aclaró que este martes se completó totalmente el despliegue de los seis mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur.

—¿Qué instrucciones le dio el Presidente, si es que se las dio, para esta nueva etapa del INM?

—Ahorita estamos coordinándonos con el señor canciller, quien está instrumentando y ejecutando las políticas que dio el Presidente en relación a este compromiso que hubo con el gobierno norteamericano de bajar la incidencia de las personas migrantes que estaban entrando.

En este caso, tú tienes conocimiento que eran nada más, en tres meses, 472 mil. Esta migración equivale a un año de ingreso de estas personas, lo que haría que, si siguiéramos manteniendo esa incidencia, llegaríamos a un millón de migrantes.

Eso no es posible por nuestra salud económica y porque también se convirtió en un problema no nada más migratorio con los compañeros y hermanos latinoamericanos, sino ya se hizo transcontinental: están llegando de África, de Asia, de Europa, de Medio Oriente y esto está generando además un problema de seguridad interna.

Por esta razón hay que hacer la tarea, hay que hacer una reingeniería en el INM. Acabamos de incorporar, independientemente de los agentes migratorios que existían, a mil agentes migratorios más habilitados para que estén presentes en la línea fronteriza y en los municipios de la frontera sur: Suchiate, Usumacinta.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio