Miles reciben en Francia a los Campeones del Mundo

16/07/2018

En medio de la euforia popular, los jugadores de la selección francesa fueron recibidos como héroes en París.

Miles de franceses recibieron hoy en París, exultantes, con gritos y en un ambiente de euforia sin precedentes, a los seleccionados del equipo galo que la víspera conquistaron la segunda Copa del Mundial de Fútbol para Francia.

Los “bleus” (los azules, como se conoce popularmente a los jugadores de la selección gala) fueron recibidos con honores desde que aterrizaron en París, en torno a las 17:00 horas locales (15:00 GMT), en donde su avión fue recibido con un arco de agua.

Con una alfombra roja instalada al bajar la escalerilla del avión, los jugadores, encabezados por el capitán, el portero Hugo Lloris, que portaba la Copa del mundo en la mano, fueron recibidos tras bajar de su vuelo por la ministra francesa de Deportes, Laura Flessel.

El equipo, se dirigió después en un camión de dos pisos con el techo descubierto a la Avenida de los Campos Elíseos, en donde tuvo lugar el principal evento de la celebración popular con un descenso del camión por la avenida, rodeados de un público entusiasta y entregado ondeando banderas francesas.

Pese a que estaba prohibido, numerosas personas lanzaron petardos y antorchas provocando un espeso humo que apenas dejaba al cortejo de futbolistas en algunos tramos.

El recorrido comenzó en el Arco del Triunfo, en lo alto de la avenida, y estuvo vigilado por un fuerte operativo de cuatro mil policías y gendarmes ante el alto nivel de amenaza terrorista existente en Francia.

Por razones de seguridad, y a diferencia de la parada de 1998, cuando Francia ganó su primera copa del mundo, las autoridades reservaron solamente una lateral de la avenida, la más ancha de París, para la circulación del camión, que fue escoltado por decenas de policías caminando.

El evento, de alrededor de 15 minutos de duración, que comenzó con una hora y media de retraso, estuvo coronado por el vuelo de un cuerpo acrobático de nueve aviones del ejército del aire francés que sobre la avenida dibujaron los colores de la bandera de Francia.

Tras bajar la célebre avenida, el grupo se dirigió al Palacio del Elíseo en donde fueron recibidos por el presidente Emmanuel Macron en un evento con tres mil invitados, muchos de ellos jóvenes deportistas, y en el que se tiene previsto reciban la legión de honor, la principal condecoración de Francia.

Quiero decir solo tres cosas: uno gracias. Gracias por haber aportado esta copa, gracias por habernos hecho sentir orgullosos y por haber mojado la playera”, declaró el presidente francés Emmanuel Macron, en la recepción celebrada en el jardín del palacio presidencial.

El grupo tenía previsto celebrar esta noche en privado, con sus familiares, en un hotel de lujo del centro de París, el Hotel Crillon, su triunfo en el Mundial.

Sin embargo, por razones de seguridad, los jugadores no mostrarán como en 1998, en la primera victoria de Francia en el Mundial, la copa de campeones del mundo desde los balcones del hotel, ubicado en la céntrica e histórica Plaza de la Concordia.

Centenares de personas salieron la víspera a las calles de toda Francia para celebrar el triunfo desde que terminó la final del Mundial disputada contra Croacia.

La noche estuvo marcada también por numerosos disturbios y actos de pillaje con un balance de 292 detenidos, 44 agentes heridos leves, dos muertos en accidentes, dos periodistas atacados, numerosas agresiones sexuales y decenas de autos incendiados y de comercios destrozados.

Deja tu comentario

Loading...

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio