El papel del comercio electrónico dentro de la industria 4.0

23/01/2018

Las tiendas online presentan la necesidad de reinventarse de forma constante, en pos de adaptarse a las características de los usuarios y de las empresas. Se trata de un proceso que se desarrolla a la vez que la industria se transforma a nivel digital.

Todo esto ha puesto de manifiesto la necesidad de hacer una serie de cambios que permitan aprovechar las sinergias ofrecidas por la industria, así como de ajustarse a un entorno en un entorno en hibridación del entorno físico al online.

La industria 4.0, un concepto que se aborda desde diversos sectores

Lo relativo al desarrollo de la industria 4.0 se estudia desde ámbitos muy distintos. Entre las nuevas posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen a las organizaciones están el Big Data, los sistemas clud, o el IoT. No obstante, adaptarse a los desafíos planteados a nivel económico, empresarial y tecnológico, es todo un reto para muchas empresas.

Resulta de vital importancia para los negocios dedicados a la fabricación actuar con celeridad, asegurándose así una posición de liderazgo en los complejos ecosistemas industriales del futuro. El 33% de las organizaciones afirma haber alcanzado ya niveles avanzados de digitalización, en tanto que el 72% espera conseguir este objetivo para el año 2020.

Independientemente del sector del que se trate, todas tienen la obligación de adentrarse en la Industria 4.0 si desean sobrevivir. No es una cuestión opcional, sino que se trata de una imposición dentro del contexto actual.

Causas que explican el ambiente actual dentro del B2B

A través de los factores anteriores, se explica la ansiedad y la urgencia que se viven en el B2B, a causa del avance de las últimas tecnologías. Se prevé que las inversiones en capacidades de industria 4.0 lleguen a casi el 5% de los ingresos anuales, pero no obstante, las empresas requieren despliegues asequibles y accesibles.

Lo cual precisa implantar soluciones tecnológicas que les aporten un rápido retorno de la inversión. Una necesidad que ha provocado que muchas compañías empiecen a pensar en la posibilidad de implantar el comercio electrónico, como un punto clave para su transformación digital.

El cliente como protagonista

Para el nuevo paradigma de la industria 4.0, los clientes representan su base misma. No se trata de un cambio puntual, sino que esto supone una transformación de tipo estructural que precisa la adaptación de todos los aspectos del negocio.

Por lo cual, la experiencia de cliente, que es uno de los motores principales del negocio, es uno de los ámbitos en los que se observa un mayor desarrollo, dentro de un entorno señalado por el desarrollo de la nueva industria digital.

Conocimientos que permiten continuar ganando terreno

Los conocimientos adquiridos a lo largo de los últimos años por el sector retal dentro del ámbito del ecommerce, relativos por ejemplo a la usabilidad, la experiencia de usuarios, los hábitos de consumo, etc., dan al sector industrial la posibilidad de ganar ventaja cuando se trata de crear sus propias tiendas electrónicas.

Si bien es cierto que se trata de un contexto distinto, hay que tener en cuenta que el comportamiento de los consumidores es muy parecido. Precisamente es por esto que mucha de esta experiencia se puede exportar de unos a otros segmentos.

Deja tu comentario

Loading...

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio