Registro vehicular, medidor de eficacia gubernamental

15/08/2011

El gobierno del estado de Durango que encabeza Jorge Herrera Caldera se enfrentará en quince días a una disyuntiva al vencer el registro vehicular: cumplir el objetivo de que todos los vehículos que circulan en la entidad estén identificados y anotarse un punto positivo ante la ciudadanía y el gobierno federal; o no, incumplir, bajar más sus bonos, dar una imagen de ineficiente y que le reduzcan más los recursos federales –ya mermados- en materia de seguridad.

Aunque el programa fue impuesto por la federación, la administración estatal puso las metas y opera íntegramente el programa. Todos estamos en espera de los resultados del programa de registro vehicular, tiene como término el 31 del presente y solo van 20% a tan solo quince días de vencer el plazo.

Son aproximadamente 30 mil los vehículos que carecen de placas, faltan 24 mil de ponerles el engomado de identificación estatal.

El gobierno durante el arranque del registro argumentó que la mayoría de los ilícitos que se cometen en automotores se hace de aquellos que no tienen identificación.

La administración estatal lanzó la semana pasada la amenaza sobre los propietarios de vehículos que no tengan placas y que no lo registren se les recogerá la unidad hasta que el dueño lo registre; la intimidación enfatiza en que no es confiscación, solo retención.

Los errores que cometen las autoridades y que han dado pobres resultados hasta hoy son: la mala promoción del programa y sus beneficios; el alto costo –en otros estados de la república es de 150 pesos-; y, la tolerancia y coludes que se tiene con líderes que buscan prebendas aprovechando la mala posición del gobierno.

Los líderes que dicen proteger el patrimonio de la familia hacen su agosto pues por un lado motivan a sus agremiados a no registrase diciendo que nadie les puede quitar su patrimonio y que ellos les tramitarán un amparo en caso que sea necesario; y por otro lado negocian el apoyo al registro gubernamental a cambio de jugosas prebendas.

El gobierno, si quiere tener resultados favorables para él mismo y para la seguridad de los duranguenses, deberá cambiar su posición por otra eficiente que garantice la utilidad del programa vehicular.

Ojalá veamos, de una vez, eficiencia y resultados.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio