¿No puedes sobrevivir sin ver la TV? Tips para liberarte de ella

11/02/2010

Denominada ocasionalmente como “caja idiota”, existe un atractivo intrínseco al acto de mirar programas de televisión por muchas horas; conoce algunos medios para romper ese ciclo.

Si te sobra el tiempo, la televisión y sus emisiones te pueden hacer su presa con facilidad. Comúnmente, sus principales víctimas son niños y adolescentes que, en ocasiones, no tienen otros medios para entretenerse. Aunque también los adultos llegan a caer en el hábito de mirar el televisor durante horas.

Con la idea de que es posible invertir el tiempo libre en actividades más gratificantes o más productivas que ver la televisión, los sitios de Internet Thinksimplenow.com y Divinecaroline.com publicaron varios consejos para que te sea más fácil dejar de mirar la «caja tonta» o al menos reducir considerablemente tu promedio de horas diarias frente a ella. Te los presentamos.

Concéntrate en comer si estás comiendo. Un hábito común es prender la televisión cuando se está solo y se va a realizar una comida. La idea es «aprovechar» ese tiempo en únicamente ingerir los alimentos.

Cambia tus hábitos. Busca otras actividades para hacer en lugar de mirarla. Si tienes la costumbre de llegar a tu casa y prenderla, prueba hacer un poco de ejercicio, hablar por teléfono con un amigo o leer un libro.

Agenda tus actividades para después de ver la televisión. No es la idea omitir del todo los programas de televisión. Pero incluso si fuera así, un buen paso para ello es mirar sólo tus programas favoritos y establecerte una tarea qué hacer inmediatamente después de que la transmisión se acabe. Con ello, evitarás quedarte horas «picado» frente a la pantalla.

¡Apágala! Una vez que haya concluido el programa que esperabas ver, simplemente oprime el botón de apagado y libérate por un rato de su efecto hipnótico.

Haz de la televisión tu recompensa. No esperes a que las transmisiones te aburran para empezar a hacer tus tareas. En cambio, enciende el televisor exclusivamente si ya has concluido todos tus pendientes.

Sé selectivo. Selecciona cada uno de los programas de televisión que miras y evalúa cuáles de ellos podrías dejar de ver. Después de que reduzcas tu número de programas, respeta la lista y no veas otros programas.

Imponte un límite de horas de televisión a la semana. Una medida para que reduzcas el tiempo que le dedicas al televisor es establecer un número máximo de horas a la semana para que la veas. En principio, puedes reducir tu número de horas en un 25%, después a la mitad y más tarde un 75%. Pronto tendrás más tiempo para ti mismo.

Visualiza todo lo que pierdes cuando ves televisión. Es fácil prender el televisor y olvidar responsabilidades y distraerte; pero el tiempo que dedicas a esas tareas es tiempo que no le ofreces a tus seres queridos, a cuidar tu salud, a trabajar con miras a obtener un mejor empleo y que no vas recuperar.

El Universal

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio