Ambidiestros batallan más para aprender

5/02/2010

Problemas de lenguaje, captación de información y salud mental son más propensos a existir en niños y adolescentes con esta cualidad que quienes son derechos o zurdos, revela una investigación científica.

En el mundo uno de cada cien niños que nacen, en promedio, es ambidiestro, y aunque son personas con cualidades físicas, Neurólogos y pediatras del Colegio de Londres, Inglaterra (UCL) aseguran pueden afrontar más dificultades de aprendizaje, raciocinio y habla que sus compañeros zurdos o derechos.

Así lo informa un reportaje de la publicación electrónica ScienceDaily, especializada en divulgación en esta materia.

Los resultados de una investigación realizada entre ocho mil estudiantes de siete, ocho, quince y 16 años de edad mostraron que los ambidiestros tienen el doble de posibilidades de presentar problemas de aprendizaje y de expresión durante sus actividades escolares, de acuerdo conel reporte del sitio electrónico TopNews.us.

Entre las dificultades observadas se atestiguó una mayor incidencia de dislexia, del Trastorno por Déficit de Atención (TDA) y del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en los voluntarios ambidiestros.

La doctora Alina Rodriguez, principal autora de la investigación, expresa: «Nuestra estudio es interesante porque sugiere que algunos chicos ambidiestros experimentan mayores dificultades en la escuela que sus compañeros zurdos y derechos. Suponemos que existen diferencias cerebrales que provocan estas disparidades, pero es necesario investigar más para hallarlas».

La elección de las extremidades dominantes está vinculada a la peponderancia de los hemisferios cerebrales. Sin embargo, es poco lo que sabe acerca de la habilidad que tienen los ambidiestros para utilizar sus dos manos.

Se ha sugerido que ello implica una ausencia de hemisferio dominante, aunque algunas personas con ésta capacidad figuren mucho más que otros en actividades físicas.

La doctora Rodríguez, de cualquier forma, advierte que los resultados de su investigación marcan una tendencia susceptible de ser repetida en gran parte de la población ambidiestra, pero no necesariamente en cada uno de los casos existentes.

El Universal

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio