Cae jefe policiaco de Tlalquiltenango por proteger a ‘Los Rojos’

3/03/2013

El jefe de la policía de Tlaquiltenango, Anuar Cárdenas Rueda, fue detenido la tarde de este sábado luego de que una célula de sicarios, confesó que el jefe policiaco les brindaba protección para poder actuar con impunidad en varios municipios de la zona sur de la entidad.

Sobre el jefe policiaco municipal pesan múltiples acusaciones por abuso de autoridad y vinculación al crimen organizado, sin embargo ni la procuraduría del estado, ni las instancias federales habían actuado en su contra.

De acuerdo a fuentes policiacas, el jefe policiaco fue detenido en una de sus casas ubicada en el municipio de Tlaltizapan, donde fue capturado, luego de las revelaciones que hicieron los sicarios pertenecientes al grupo criminal de Los Rojos a las autoridades federales.

Las instancias investigadoras también desplegaron un importante operativo en la zona sur de Morelos, para catear una casa ubicada en la comunidad del Mirador en Tlaltizapan y otra más en la población del Coco en Puente de Ixtla.

Anuar Cárdenas se había desempeñado como Jefe de la Policía en Tlaltizapan, del año 2009 al 2012, tiempo en el que fue asociado a numerosos crímenes cometidos en este territorio, así como permitir el asentamiento de bandas criminales que se han apoderado de la zona sur de Morelos.

A pesar de dichas acusaciones, la mayoría publicadas en medios locales, fue contratado por el actual presidente municipal de Tlaquiltenango, Mauricio Rodríguez González, quien lo mantuvo en el cargo, después de que el pasado 17 de enero un comando armado ejecutó a una familia en pleno centro de este municipio.

Tras los hechos, vecinos indignados por el artero crimen salieron a marchar a las calles para exigir justicia y públicamente acusaron a Anuar Cárdenas de proteger a narcotraficantes y secuestradores, por lo que solicitaron su destitución.

Al siguiente día en una reunión entre el alcalde y el secretario de gobierno, Jorge Messeguer Guillén, este le pidió la separación del cargo de su jefe policiaco, sin embargo, este lo mantuvo en el cargo, pese a los señalamientos del gobierno estatal y el rechazo de la población.

Cabe recordar que el pasado 17 de enero un comando armado asesinó de manera cruel, al ex candidato del PAN por Tlaquiltenando Ignacio Domínguez Carranza, de 38 años y a su esposa Gabriela Flores Quiroz, así como a su menor hijo de tres años identificado como Alejandro.

El ataque duró más de 10 minutos, sin embargo, en todo ese tiempo nunca acudió una patrulla de la policía municipal a la casa, pese a que esta se encuentra ubicada a penas a dos calles de la comandancia municipal.

EXCÉLSIOR

 

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio