Cáncer de mama y el corazón

7/10/2016

Octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra en todo el mundo, y se contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos. Cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama. El cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales. Los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección precoz sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad.

Cuando se detecta precozmente, se establece un diagnóstico adecuado y se dispone de tratamiento, las posibilidades de curación son elevadas. En cambio, cuando se detecta tardíamente es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo. En tales casos son necesarios cuidados paliativos para mitigar el sufrimiento del paciente y sus familiares. La mayoría de las muertes (269 000) se producen en los países de ingresos bajos y medios, donde la mayoría de las mujeres con cáncer de mama se diagnostican en estadios avanzados debido a la falta de sensibilización sobre la detección precoz y los obstáculos al acceso a los servicios de salud.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer en México. La probabilidad de sufrir cáncer de mama invasivo durante la vida de una mujer es de aproximadamente 1/7, con una mortalidad de alrededor de 1/33. Dado que los tratamientos y la supervivencia han mejorado, en la actualidad hay más de 2,2 millones de mujeres sobrevivientes de cáncer de mama en Estados Unidos.

La supervivencia prolongada permite que la toxicidad cardiaca pueda ser el principal factor determinante de su calidad de vida y, en algunos casos, de una muerte prematura. De hecho, una mujer con cáncer de mama diagnosticado en estadio temprano, tiene mayor probabilidad de fallecer por afección cardiaca que por el propio cáncer*. Diversas terapias utilizadas en el cáncer de mama son cardiotóxicas. (Es decir que tienen como efecto indeseable al interferir en la función de corazón).

Ahora si, en el leguaje popular “sale peor el remedio que a enfermedad”, pero gracias a estos agentes quimioterapicos (desde el fluoracilo hasta el Trastuzumab) se ha logrado aumentar la sobrevida de los pacientes, Y también ya se PUEDE evitar la toxicidad (o el daño) sobre el corazón, con exámenes muy especiales a base de la ecocardiografía bidimensional, al igual que la tridimensional y recientemente el strain bidimensional (2DS) basados en esta evidencia podemos administras medicamentos especiales para PREVENIR daño en el corazón y así todas nuestros pacientes llegan a completar sus ciclos completos para tener una oportunidad más de vida. Nuestro laboratorio de ecocardiografía requiere contar con este tipo de tecnología para seguir ayudando a esta lucha contra el cáncer de mama, y sensibilizar a las autoridades de salud de este enorme beneficio para el enfermo… “Hodie citius quam cras” Hoy antes que mañana

Comentarios: tomymx@me.com

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio