Canciller francés visitará México para «reforzar» lazos entre ambas naciones

11/07/2013

Laurent Fabius llegará el domingo y será recibido por Peña Nieto el lunes; la visita se realiza en el marco del día de la fiesta nacional francesa con el propósito de dar un nuevo impulso a las relaciones tras el caso Cassez.

El canciller francés, Laurent Fabius, inicia el domingo en México una visita oficial de dos días, con el objetivo de «confirmar el nuevo impulso» en las relaciones bilaterales y llevarlas «al más alto» nivel, indicó el jueves el ministerio francés de Relaciones Exteriores. Fabius será recibido el lunes por el presidente Enrique Peña Nieto, y mantendrá conversaciones con su homólogo, José Antonio Meade, entre otras personalidades políticas mexicanas.

Todos «los dominios de cooperación entre los dos países serán abordados» y Fabius hará hincapié en el deseo francés de «reforzar las relaciones en los sectores prioritarios: intercambios económicos e inversiones, desarrollo sostenible y energía, seguridad, educación, formación, investigación y cultura», precisó el portavoz del ministerio, Philippe Lalliott.

«La fecha no fue elegida por azar, responde a la voluntad del ministro de marcar el carácter excepcional de esta visita» iniciándola el 14 de julio, día de la fiesta nacional francesa, indicaron fuentes diplomáticas francesas. Durante su visita tendrá lugar la primera reunión del Consejo Estratégico franco-mexicano, instancia que reemplaza al anterior consejo de carácter exclusivamente económico para abarcar también los sectores político, cultural y científico. Además de representantes políticos y empresariales, integrarán el Consejo a partir de ahora intelectuales y personalidades del mundo de la cultura y del arte. La visita reviste un «carácter excepcional porque es la ocasión de marcar el nuevo impulso de las relaciones bilaterales ahora que el caso Cassez está resuelto», agregaron las fuentes. El caso de la francesa Florence Cassez, detenida en 2005 y condenada y encarcelada por secuestro hasta su liberación en enero pasado por decisión de la Suprema Corte de Justicia mexicana, modificó la relación entre los dos países durante largo tiempo, hasta el punto que fue anulado el Año de México en Francia previsto en 2011.

Los presidentes Enrique Peña Nieto y François Hollande habían manifestado la voluntad de dar un nuevo impulso a las relaciones entre los dos países sobre nuevas bases cuando se reunieron en octubre pasado en París.

El viaje de Fabius «se inscribe en una secuencia que se proseguirá muy probablemente con una visita del presidente Hollande a México en 2014, que tendrá lugar de manera muy simbólica medio siglo después de la visita que hizo el general Charles de Gaulle» al país latinoamericano, indicó una fuente diplomática francesa. «Sentimos que del lado del gobierno mexicano hay una fuerte expectativa de apoyo por parte de Francia para que respalde la voluntad reformadora» del presidente Peña Nieto, agregó. El canciller francés viaja a México acompañado por una delegación de unas 30 personas, entre ellas empresarios de los sectores de la aeronáutica y de la energía.

Primer viaje tras incidente del avión del presidente boliviano

Esta visita de Fabius es la primera que realiza un ministro francés a América Latina después del 2 de julio, cuando cuatro países europeos, entre ellos Francia, negaron temporalmente su espacio aéreo al avión del presidente boliviano Evo Morales, lo que desencadenó airadas protestas en toda la región. Consultadas sobre las eventuales repercusiones en las relaciones de Francia con América Latina, fuentes diplomáticas francesas reiteraron que «lo ocurrido fue el resultado de un error» y no una decisión política, recalcando que la voluntad del gobierno francés es intensificar las relaciones con todos los países de la región, incluyendo a Bolivia, y enumerando todos los dirigentes latinoamericanos que fueron recibidos en Francia desde hace un año, incluyendo a Morales y, el mes pasado, al presidente venezolano Nicolás Maduro. «Hubo un error técnico que se cometió a raíz de informaciones que no eran exactas. No bien las autoridades políticas se dieron cuenta que se trataba efectivamente del avión del presidente Morales la autorización fue confirmada», dijeron las fuentes, recordando que «Francia pidió disculpas por lo ocurrido y se dieron a las autoridades bolivianas todas las explicaciones». «Pensamos que se podrá tomar nota de que no hubo intención política», insistieron.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio