Catalina está en cuenta regresiva

11/07/2013

A la espera del heredero; aún no se sabe cuándo nacerá el hijo de los duques de Cambridge, muchos apuntan al sábado

Gran Bretaña está en vilo. Todos hablan, y esperan, sobre el nacimiento del hijo de los Duques de Cambridge, quien, independientemente de si es niño o niña, será tercero en la línea sucesora, después del príncipe Carlos y su padre, el duque de Cambridge, gracias a un cambio en la ley de sucesión, que hasta ahora daba prioridad a los hijos varones.

Desde que la casa real no pudo ocultar el embarazo de la duquesa Catalina, gracias a su repentino ingreso al hospital, aquejada de “hiperémesis gravídica”, que precipitó la noticia, los medios británicos se han dado vuelo tratando de dar la fecha del nacimiento del bebé.

Se espera que Catalina dé a luz a partir del día 13, según los rotativos especializados Daily Mail y Daily Star, divulgó lavanguardia.com

El ambiente es de expectación a las puertas del hospital St. Mary de Londres donde no cabe un alfiler. Una nube de fotógrafos mantiene secuestradas todas las puertas para no dejar escapar la posible instantánea de los duques entrando o saliendo del hospital.

Se especula que el bebé nazca en el mismo hospital donde nació el príncipe Guillermo hace 31 años, y su hermano, el príncipe Enrique.

En tanto, el sito glamourmagazine.co.uk divulgó, citando al Daily Mail, que no es probable que el nacimiento se produzca este fin de semana, ya que el príncipe Guillermo jugará un partido de polo este domingo, en el Cirencester Polo club en Gloucestershire y no estará acompñado por su esposa.

Fuentes del palacio confirmaron que el próximo padre jugará en el partido de este fin de semana por el trofeo Jerudong, un acto anual que recauda cientos de libras y que el príncipe respalda.

Hablando sobre la decisión del príncipe de seguir adelante con sus planes de este fin de semana, una fuente dijo, según el sitio glamourmagazine.co.uk, que él estaba “definitivamente” confirmado, “o tan definitivamente como se puede con un bebé en camino”, bromeó.

La fuente del palacio comentó que “inicialmente su oficina dijo sí, luego dijo no, y ahora han confirmado que sí jugará… Creo que él claramente está indeciso, quiere estar con su esposa en esta ocasión tan importante, pero está consciente de lo mucho que este juego recauda para la caridad, algo de lo que es apasionado.

Mientras tanto, los preparativos para la llegada del bebé están viento en popa.

Hace unos días se anunció que la familia real británica ha adaptado el palacio de Kensington para la llegada del primer hijo de Guillermo y Catalina, una reforma que costará al contribuyente un millón de libras (1.5 millones de dólares).

En el palacio, que tiene 21 habitaciones repartidas en cuatro plantas, se ha emprendido una reforma para retirar el asbesto, según se desprende del presupuesto de gastos anuales de la Casa Real. En Kensington será donde resida el nieto de la reina de Inglaterra, Isabel II.

En total, el año pasado se le concedió a la Casa Real británica 33.3 millones de libras (50.7 millones de dólares) de las arcas del Estado, cerca de un millón de libras más que un año antes.

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio