Chicago a la normalidad tras paralización por tormenta de nieve

4/02/2011

Aún cuando todavía es difícil transitar en la mayoría de los vecindarios por la acumulación de nieve, los residentes buscaron este día recuperar sus autos, utilizando palas para quitar la gruesa capa de nieve.

Tras dos días de actividades paralizadas por la severa tormenta de nieve que azotó Chicago, la ciudad regresó hoy a la normalidad con la reanudación de clases y actividades laborales, así como la regularización de vuelos en los aeropuertos.

Aún cuando todavía es difícil transitar en la mayoría de los vecindarios por la acumulación de nieve, los residentes buscaron este día recuperar sus autos, utilizando palas para quitar la gruesa capa de nieve.

Las autoridades de la alcaldía no han informado cuánto tiempo más se requerirá para limpiar las calles y reanudar el servicio de recolección de basura.

El número de muertos probablemente relacionados con la tormenta de nieve registrada en Chicago aumentó a 12, todos ellos hombres cercanos a los 60 años, aunque oficialmente no se ha reconocido si los decesos estuvieron vinculados con el fenómeno natural.

Las aerolíneas empezaron a restablecer gradualmente sus vuelos, luego que el jueves hubo mil cancelaciones en los dos aeropuertos internacionales de la ciudad: O’Hare y Midway. Este viernes el servicio se ofreció casi con normalidad en ambas terminales.

Trenes y autobuses del servicio público regularizaron sus labores, pero el transporte escolar sigue cancelado, mientras la electricidad se restableció en el área de Chicago, afectada desde el martes por la tormenta, que cubrió la ciudad con un promedio de 20 pulgadas de nieve.

Además de reanudar actividades en las escuelas públicas de Chicago, este viernes regresaron a sus actividades las oficinas de gobierno, los colegios comunitarios, las universidades, los centros culturales y diversos negocios.

Sin embargo, los planteles escolares independientes y los privados anunciaron que reanudarán sus labores hasta el próximo lunes.

La situación era distinta en varios condados del centro y sur de Illinois, donde el hielo mantuvo en estado peligroso las calles y carreteras, por lo que las actividades no se habían normalizado y las escuelas tuvieron un tercer día sin actividad.

El gobierno estatal informó que más de 50 conductores fueron ayudados durante la emergencia en las carreteras interestatales por los 500 soldados de la Guardia Nacional de Illinois desplegados para patrullar el estado y socorrer a los automovilistas varados.

Un grupo adicional de 200 soldados se sumó el miércoles a estos trabajos, así como 140 vehículos.

Las bajas temperaturas se mantienen en el estado y los pronósticos indican que entre el domingo y el lunes podrían producirse nuevas nevadas en varias áreas, así como una oleada de aire frío durante la siguiente semana.

Tras registrar la tercera mayor tormenta de nieve en su historia desde que lleva registros, Chicago podría sufrir temperaturas de 15 grados centígrados bajo cero, con sensación térmica de hasta 25 grados bajo cero, la temperatura más baja desde 2009, según el Chicago Weather Center.

La alcaldía de Chicago cuenta con cuatro mil camas dispuestas en 60 centros de refugio en toda la ciudad para que las personas que viven en la calle puedan protegerse del frío.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio