Cobran $179 millones por no dar clases; profesores de Michoacán y Guerrero

5/07/2013

El gremio no puede obligar a los maestros a reponer las horas perdidas, dice el SNTE

Cobran $179 millones por no dar clases; profesores de Michoacán y Guerrero

Los gobiernos de Michoacán y Guerrero pagaron 178.6 millones de pesos en los salarios de 17 mil 500 profesores por hasta 40 días que dejaron sin clases a casi medio millón de alumnos de educación básica, de marzo a mayo, pese a que por ley debieron aplicarse sanciones salariales.

Los maestros de esos dos estados debieron enseñar conocimientos de civismo, español, matemáticas, historia y geografía, programados para ese periodo escolar, pero no lo hicieron por participar en marchas, mítines y bloqueos carreteros en protesta por la Reforma Educativa.

Hoy termina el ciclo escolar y se desconoce si los profesores repusieron o repondrán las horas perdidas de clases, porque ninguna autoridad estatal educativa lo ha informado.

Cada profesor gana en promedio ocho mil pesos mensuales, de acuerdo con el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo.

La Secretaría de Educación de Michoacán reportó que alrededor de 15 mil maestros participaron en la suspensión de labores durante 38 días, lo cual equivale al pago de 152 millones de pesos en salarios por no haber asistido a las aulas.

Además, según la Secretaría de Educación de Guerrero, dos mil 500 docentes participaron en el paro durante 40 días, lo cual equivale a 26.6 millones de pesos en el pago de sueldos sin dar clase.

“Es una tragedia, porque no hay consecuencia para las cúpulas sindicales ni los maestros que dejaron a los niños sin clases”, lamentó el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González.

El presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, dijo que “es muy grave” que casi medio millón de estudiantes de educación básica terminen con rezago. Sin embargo, informó que el sindicato no puede obligar a los maestros a que repongan las horas.

Les pagaron 179 mdp aunque no trabajaron

Juan Díaz de la Torre aclaró que el gremio no puede obligar a los maestros a  reponer las horas, pues eso le compete a los gobiernos de los estados.

Se ausentaron más de un mes de las aulas, pero no les descontaron ni un peso. Más de 17 mil 500 profesores de Guerrero y Michoacán que participaron en los paros magisteriales de marzo a mayo del presente año recibieron 178.6 millones de pesos en sueldos íntegros de 40 días sin dar clases.

Los maestros que debían enseñar conocimientos de civismo, español, matemáticas, historia o geografía programados para ese periodo escolar dejaron fuera de las escuelas a casi medio millón de estudiantes de educación básica, debido a las marchas, mítines y bloqueos carreteros que efectuaron en rechazo a la Reforma Educativa constitucional.

Pero su ausencia no generó ningún descuento en su salario. Los gobiernos de ambas entidades pagaron las quincenas completas a los profesores paristas, en vez de aplicar el proceso administrativo que por ley debían haber hecho para sancionar a los que se ausentaron de las aulas.

Datos del Observatorio laboral de la Secretaría del Trabajo indican que en promedio un maestro gana al mes 8 mil pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Educación de Guerrero, dos mil 500 docentes participaron en el paro laboral durante 40 días, lo cual equivale a 26.6 millones de pesos en el pago de sueldos sin dar clase.

En tanto, la Secretaría de Educación de Michoacán reportó que alrededor de 15 mil maestros participaron en la suspensión de labores durante 38 días, lo cual equivale al pago de 152 millones de pesos en salarios por no haber asistido a las aulas.

Hoy termina el ciclo escolar y hasta ahora se desconoce si los profesores repusieron o repondrán las horas perdidas de clases, porque ninguna autoridad educativa de esos estados ha informado si hubo actividades extra, ni tampoco indicaron si darán clases, pese al inicio de las vacaciones de verano.

Es un crimen: Claudio X.

El presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González, aseveró que el pago a esos maestros que obligaron a sus alumnos a dejar de aprender y que hoy se van de vacaciones representa “un crimen” sin castigo, porque más de 40 días sin actividades académicas es prácticamente un ciclo perdido.

“Es una tragedia y es como un crimen que se va totalmente impune, porque no hay consecuencia alguna para las cúpulas sindicales ni los maestros que manipulan y que dejaron a los niños sin clases; en promedio uno de cada tres días del ciclo escolar en Guerrero y uno de cada cuatro en Michoacán”, lamentó.

Consideró lamentable que los niños que más necesitan ir a clase para tener mejor aprovechamiento, son los que faltan más y lo peor es que los gobiernos estatales “son débiles”, porque responden al chantaje, pagan los salarios a maestros sin que trabajen, de modo que permiten una impunidad total, porque no se atreven a descontar los días, ni tampoco “tienen los pantalones” para ejercer la ley cuando manifestaciones se desbordan.

Apuntó que las consecuencias para esos niños no sólo es haberse quedado con menos clases, sino que al tener desventajas en sus aprendizajes “están reprobados”, pues aunque sus maestros los haya promovido al siguiente grado, “es una simulación”, porque es imposible reponer tantos días, y por ende, perdieron el ciclo.

Al respecto, el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, manifestó que “es muy grave” que casi medio millón de estudiantes de educación básica de Guerrero y Michoacán terminen con ese rezago el ciclo escolar.

Sin embargo, justificó que el gremio no puede obligar a los maestros a que repongan las horas porque eso le compete a los gobiernos locales, porque el SNTE está para defender los derechos laborales, aunque aclaró que están en desacuerdo con los profesores de la CNTE, porque el calendario escolar debe cumplirse por encima de “sus intereses políticos” y no usar de rehenes a los niños, recurriendo a la suspensión de actividades, en la que los alumnos terminan siendo los más perjudicados.

En ese sentido, subrayó que el fin del ciclo escolar para esos alumnos de Guerrero y Michoacán “es grave para el país, y por eso no compartimos esa estrategia. Los maestros que por interese políticos o de cualquier tipo no cumplan con su responsabilidad, sean quienes sean, de la corriente que sean, el sindicato no puede avalarlo, el sindicato está comprometido con los padres de familia, con el sistema educativo y con los niños para cumplir esa responsabilidad”, puntualizó.

Entrevistado después de hacer una entrega simbólica de 120laptops a la misma cantidad de profesores de la sección 10 del DF para cursar la maestría en educación, Díaz de la Torre, lamentó que en esos dos estados los paros magisteriales pusieran en desventaja a los alumnos.

El presidente de la asociación Mexicanos Primero detalló que en Guerrero se perdieron 65 días efectivos de los 200 que debían haber cursado los niños de educación básica si se toma en cuenta que antes de las vacaciones de diciembre de 2012 también pararon actividades para llevar a cabo movilizaciones en contra de la reforma a los artículos tercero y 73 de la Constitución.

 

 

 

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio