Condenan el gasto panista; el PAN traiciona sus principios afirma el PRD

16/06/2013

Senador justifica préstamos de la bancada; acusa que la pelea es por el control de $204 millones.

El PRD en la Cámara de Diputados cuestionó que la bancada del PAN en el Senado cargara gastos personales al erario, como ropa infantil, condones y préstamos personales, de acuerdo con una revisión realizada a la administración de Ernesto Cordero y publicada ayer por Excélsior.

El vocero de los diputados perredistas, Carlos Reyes Gámiz, dijo que con este caso se traicionan los postulados panistas sobre buen manejo de los recursos públicos, e incluso su postura respecto a los anticonceptivos.

El senador panista Roberto Gil Zuarth defendió los préstamos que otorgó su bancada e incluso él mismo pidió uno. Acusó a quienes se oponen a los cambios en los estatutos de la bancada de querer manejar a su libre albedrío una bolsa de 204 millones de pesos.

Indignan los gastos de senadores de AN

El PRD cuestionó ayer el desvío de los gastos de la bancada blanquiazul en el Senado para asuntos personales de legisladores y de sus colaboradores, mientras que el PRI se mostró cauto ante el tema.

La bancada perredista en San Lázaro señaló que las revelaciones hechas por Excélsior sobre el desvío de los recursos cuando Ernesto Cordero coordinó al grupo de Acción Nacional en la Cámara alta confirman la urgencia de incorporar a los partidos políticos y sus representaciones parlamentarias en la rendición de cuentas.

Este diario informó ayer que a la llegada de Jorge Luis Preciado como jefe de la bancada panista se hizo una revisión de los gastos efectuados durante la coordinación de Cordero, en la cual se detectó la utilización de dinero para gastos personales.

Al respecto, Carlos Reyes Gámiz, vocero de la diputación del PRD, enfatizó que lo sucedido resulta grave, toda vez que los recursos que reciben los legisladores son públicos, “es decir, de toda la gente”. Sin embargo, señaló, el ejercicio de ese financiamiento sigue sin ser transparente.

Reyes Gámiz comentó que en el caso de los senadores panistas, “en medio de una guerra abierta, se ventila este uso indebido de los recursos públicos y con ello, pues el PAN no sólo traiciona sus postulados a favor de la transparencia y del buen manejo de los recursos públicos, sino incluso traiciona parte de sus postulados e ideales al andar comprando condones, pues ellos han señalado que hay que respetar la vida desde el origen de su concepción”.

En cuanto a los altos sueldos asignados a los asesores de la bancada, el vocero de la bancada perredista en la Cámara de Diputados se pronunció por establecer una regulación que obligue a la transparencia en estos rubros legislativos.

“Lo que ocurre hoy en el caso del PAN es que han convertido los pocos espacios que controlan en oasis para las personas que tuvieron alguna notoriedad en el pasado gobierno”, comentó.

“Hoy que el PAN ha perdido el gobierno, se han ido a refugiar y a instalar con buenos salarios y buenas canonjías. Eso es lo que sin lugar a dudas están demostrando estas revelaciones del gasto en el Senado”, cuestionó el legislador.

Reyes Gámiz dijo que, asumiendo la parte que como integrante de un grupo parlamentario le corresponde, debe reconocerse que la transparencia en el uso de los recursos sigue siendo “una asignatura pendiente con la sociedad”.

Consideró que la tarea de los órganos legislativos, tanto federales como locales, de transparentar y rendir cuentas se encuentra inconclusa. “Si bien poco a poco se ha ido estableciendo algún tipo de normatividad para su uso, pero el manejo sigue siendo opaco”, admitió.

Planteó que ahora que se discute la reforma del IFAI, en cuyo contenido se establece la posibilidad de que, como sujetos obligados, partidos políticos y sindicatos transparenten su ejercicio, sería obligado que esto incluya a las bancadas parlamentarias y a otros segmentos del gobierno federal.

Reservados

En Tijuana, Baja California, los priistas reunidos con motivo de la instalación de la Comisión Política Permanente del partido, reaccionan con reserva ante la presunta utilización de recursos por parte de la fracción del PAN en el Senado de la República, para fines de carácter personal, incluidos cuantiosos préstamos personales y hasta la adquisición de preservativos.

El coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa Patrón, expresó su respeto por la vida personal de sus homólogos, al tiempo que dijo desconocer formalmente el caso. “Yo no puedo hacer un comentario respecto a eso, no conozco cómo está la contabilidad; yo creo que será una pregunta que le tengan que hacer al senador Cordero”.

Por su parte, la senadora Diva Hadamira Gastélum prefirió referirse al origen de los dineros y la necesaria transparencia en su manejo.

“Yo creo que hay varias cosas que se deben de resolver: primero su grupo parlamentario y luego el Senado. Pero, ¿sabe qué es lo más lastimoso? Que es dinero público y el dinero sea destinado al área que sea destinado, tiene que ser muy transparente y no a propósito de él, a propósito de cualquier persona que lo haga tiene que ser un tema de transparencia y de rendición de cuentas claras”, dijo.

Gil acusa que opositores buscan manipular recursos de bancada

Los pocos senadores que se oponen a hacer cambios en los estatutos del grupo parlamentario del PAN en el Senado obedecen a una lógica: quieren manejar a su libre albedrío los 204 millones de pesos asignados a la bancada, dijo Roberto Gil Zuarth.

Defensor a la ultranza de la gestión del ex coordinador Ernesto Cordero, quien fue separado del cargo por Gustavo Madero, líder nacional del blanquiazul, Gil Zuarth confesó a Excélsior que solicitó un préstamo al grupo parlamentario para pagar varios meses de atraso de los servicios prestados por Juan Ignacio Zavala, asesor en comunicación institucional de Cordero.

“Yo pedí un préstamo para acelerar un pago que estaba pendiente. El pago que le iba hacer el Senado se tardaba más de 45 días. Hubo una situación de necesidad imperiosa. Yo lo que hice fue pedir el préstamo para enfrentar esa situación de emergencia, o de necesidad… una vez que se pagaran los servicios prestados por Juan Ignacio Zavala se iba a reintegrar el dinero.”

Sin embargo, el panista acotó que dicha acción no significa una irregularidad.

Por tal motivo, Gil Zuarth retó a quienes lo han acusado de cometer irregularidades a que lo comprueben, pues calificó de “desafortunadas, injustas y estridentes” las declaraciones de su compañero de bancada Javier Corral Jurado, que sólo atiza la tensión en el interior del grupo, quien ha asegurado que el pretendido cambio de estatutos de la fracción sólo busca que “Cordero y su grupo” manipulen los recursos del grupo y anulen el trabajo del actual coordinador, Jorge Luis Preciado.

Molesto y preocupado, Gil resaltó que “parece que su lucha, su pelea y su disputa (de Corral) es que no se mueva ni una coma de esos estatutos para que esos 204 millones no los decida la mayoría, sino el coordinador. Es absolutamente absurdo el planteamiento”.

Respecto de las cuentas del grupo parlamentario, Gil Zuarth recordó a su colega que se han realizado al menos dos auditorías. La primera la hizo quien fue vicecoordinador administrativo, Jorge Luis Lavalle, y la otra por el Comité Ejecutivo Nacional del PAN “y en ambas no hubo ninguna observación, ni se determinó ninguna irregularidad”.

Quien fuera secretario particular de Felipe Calderón y coordinador de campaña de Josefina Vázquez Mota también le hizo ver a Corral que “existe una serie de prerrogativas que tenemos los senadores, que han estado institucionalizadas y se practican desde hace mucho tiempo, desde legislaturas anteriores”.

Derivado de ello, dijo, se ha generado, “por coyuntura”, esta propuesta de modificar los lineamientos internos de la bancada para ponerlo a tono con el momento que vive el país, el partido y la fracción.

 

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio