Consejos para evitar subir de peso por estrés

9/02/2010

Establecer horarios para ingerir alimentos y alejarse de la chatarra como papas fritas o refrescos, puede ayudar a mantener el organismo en forma.

La Organización Mundial de la Salud define al estrés como una reacción fisiológica que afecta de forma negativa al organismo. Perjudica la salud física y sicológica de quienes lo padecen. Además, en México es un problema grave, de acuerdo a reportes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) un 20 por ciento de la población lo padece.

Esta enfermedad se manifiesta de diferentes maneras. Puede presentar sueño, desequilibrio en las emociones o simplemente el impulso de comer la  mayor parte del tiempo. Este último factor resulta perjudicial para el organismo, ya que provoca un aumento en el peso y  propicia una desnutrición, indica European Food Safety Authority.

Las personas, de acuerdo a aPerderPeso.com, ingieren todo tipo de alimentos cuando están estresadas con el fin de sentirse en un estado de satisfacción y cubrir los vacíos emocionales. El sitio de Internet Health.com publicó una serie de consejos para no perder la línea y mantenerse saludable cuando el cuerpo está estresado.

Consume la cantidad de alimentos suficiente. Trata de combinar durante tus tres alimentos una dieta rica en fibra, proteínas y grasas saludables. Esto ayudará a no sentir la necesidad de comer a cada instante. Algunos ejemplos: frutas y verduras ricas en vitaminas A, B y C. Pescado al vapor y pan integral.

Aléjate de la comida chatarra. Galletas, chocolates, papas fritas, refrescos, cereales endulzados y todo lo que sea harina debe mantenerse lejos de tu alcance. Comer este tipo de alimentos resulta perjudicial pues son lo que más tienden a engordar al organismo.  Evita comprarlos o guárdalos para su consumo semanal y no diario. Es recordable intercambiarlos por frutos secos.

No confundir sed con hambre. La necesidad de hidratar al cuerpo es confundida con el vacío que se genera cuando el organismo requiere ser alimentado. No consumas alimentos durante este periodo o bien, si tienes la necesidad, puedes tomar un vaso de agua o té.

Fija horarios para comer. Llevar una rutina alimenticia es sano. Se acostumbra el organismo a comer a determinadas horas y no hay esa necesidad de estar ingiriendo alimentos a cada hora. Algunas de las botanas recomendadas son frutos secos, frutas y semillas.

Practica ejercicio. Los momentos de estrés más fuertes suelen llegar cuando no se está realizando una actividad. Hacer alguna práctica física ayuda a mantener la mente ocupada y evita que la gente coma a deshoras.

El Universal

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio