Corte de Colombia autoriza implementar el acuerdo de paz por vía rápida

13/12/2016

El gobierno podrá implementar el acuerdo con las FARC a través de un mecanismo que reduce el tiempo de los trámites en el Congreso y evita dilaciones que lo puedan retrasar o poner en riesgo.

colombia

La Corte Constitucional de Colombia avaló hoy el denominado ‘fast track’, un mecanismo que permite iniciar trámites parlamentarios rápidos, para aprobar las leyes y reformas necesarias para implementar el acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las FARC.

Hoy la Corte Constitucional realizó una histórica sesión en la que permitió implementar el acuerdo con las FARC mediante ‘fast track’, escribió en su cuenta de Twitter el presidente del Senado, Mauricio Lizcano.

En este sentido, Lizcano destacó que el Congreso «podrá implementar a tiempo los acuerdos de paz pactados en La Habana».

Asimismo, indicó que van a garantizar que el Congreso «apruebe las leyes y reformas constitucionales de una manera más fácil y rápida».

En una entrevista reciente, el presidente de la Cámara de Representantes, Miguel Ángel Pinto, afirmó que la primera ley que entrará al congreso es la de Amnistía, incluida en el acuerdo de paz firmado el pasado 24 de noviembre y ratificado posteriormente en el Congreso.

Esa norma recoge el perdón jurídico para todos aquellos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), excepto para aquellos que hayan cometido delitos graves recogidos en el Estatuto de Roma como los de lesa humanidad, abusos sexuales o reclutamiento de menores, entre otros.

El Gobierno había pedido a la Corte Constitucional que aprobase el ‘fast track’, debido a la urgencia que existe para la implementación del acuerdo con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), que se ha dilatado desde que se firmó el primer pacto de paz, en septiembre.

Dicho acuerdo fue firmado en una ceremonia celebrada en Cartagena de Indias por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, pero quedó sin efecto al ser rechazado por una estrecha mayoría de votantes en el plebiscito del 2 de octubre.

Para salvar el proceso de paz, Santos convocó a todas las fuerzas políticas para llegar a un «gran acuerdo nacional», especialmente al Centro Democrático, un partido opositor de derecha radical dirigido por el ex presidente y ahora senador Álvaro Uribe, que promovió el voto por el «no» de cara al plebiscito.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio