Crisis, ¿justificación u oportunidad?

13/06/2013

Por: Héctor Ruiz Loya

La justificación ante el fracaso o desanimo generalmente recae en lo que llamamos crisis, pero su aparición es la mayor oportunidad que tiene el individuo para crecer claramente, de esto trata el presente artículo.

El diccionario de la Real Academia Española define de diferente manera crisis: situación dificultosa, situación que pone en duda la continuación o cese, cambio brusco. También podemos decir que la crisis desestabiliza, que es sorpresiva y pone en riesgo un estado.

Todos en nuestra vida ordinaria o en nuestro trabajo hemos vivido una situación de crisis, desde una situación médica hasta familiar o social. Este quebranto de nuestra vida nos impide hacer lo que realmente queremos o nos interrumpe nuestro status quo, de nuestro confort.

Estamos de acuerdo que todos hemos vivido o vamos a experimentar una escenario grave. Esta situación puede ser por otro factor que la agrava: la frustración. La frustración en sí viene a empeorar las cosas y sumarse a la dificultad original. La frustración solo trae frustración. Este círculo vicioso debe ser frenado.

Einstein señaló que “Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’.”

Ante este escenario la vida pone a prueba lo mejor de nosotros, incluso nuestra propia naturaleza, así el papá o el jefe de trabajo, sufren constantes tentaciones para no cumplir cabalmente su función o caen en situaciones que le exigen lo mejor de sí para hacerlo.

Lo que señala Einstein no es simple palabrería, es un consejo de alguien que ha superado adversidades para llegar a ser lo que es. Tal vez si nos tomamos un poco de nuestro tiempo en conversar o leer a una personalidad que tenga “luz propia” nos toparemos con frases como “es necesario llegar a la cúspide para ver más”, “sin sacrificio no hay éxito”, por citar algunas; todas relacionadas con el valor del esfuerzo y la constancia.

Decía uno de los siete sabios griegos que ante la adversidad, la fortaleza.

No todo es una voluntad fuerte, tal vez sea el elemento más importante, pero para superar crisis es vital la creatividad, despertar la inteligencia para buscar la mejor solución, no es vano decir que los genios son los que superan las adversidades presentes y llegan a predecir las futuras.

La crisis debe de despertar lo mejor de nosotros, exigir nuestro esfuerzo creativo, poner a prueba la fuerza de voluntad, pero hay un ingrediente mayor que es la esperanza, esta virtud nos da luz para ver una posible solución con certeza y fe, tan necesarias en los momentos difíciles e impulso para seguir adelante.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio