Cumplí promesa de hacer más justo el sistema tributario: Obama

2/01/2013

El presidente de EU ofreció una conferencia de prensa en la Casa Blanca para hablar sobre el aval que la Cámara de Representantes dio al plan fiscal que había aprobado en la madrugada el Senado.

El presidente Barack Obama dijo el martes que cumplió su promesa de campaña de hacer un sistema tributario más justo en Estados Unidos, poco después de que el país evitara los efectos del llamado «abismo fiscal» con un acuerdo aprobado tras frenéticas negociaciones en el Congreso.

Obama también advirtió que no negociará con sus adversarios republicanos en el Congreso, ni ofrecerá recortes de gastos, a cambio de elevar en los próximos meses el límite de endeudamiento del gobierno, conocido como techo de la deuda.

Estos son los principales puntos de la ley contra el “abismo fiscal”:

– Convierte en permanente el nivel actual de los tipos impositivos para un 98 % de las familias y un 97 % de los pequeños negocios.

– Prorroga por 5 años ciertas deducciones para las familias trabajadoras, especialmente las relacionados con el pago de los estudios universitarios.

– Eleva el impuesto de la renta para las parejas con rentas anuales superiores a los 450.000 dólares, que volverán a contribuir con un tipo del 39,6 % como hace dos décadas, en lugar del 35 % actual. Es la primera subida de impuestos aprobada en EE.UU. con apoyo bipartidista en 20 años.

– Los tipos aplicados a los rendimientos del capital para los hogares con rentas más altas vuelven a situarse en el nivel del 20 % frente al 15 % actual. A ese tipo se añade el 3,8 % de recargo establecido para financiar la reforma sanitaria.

– Eleva del 35 % al 40 % el tipo del impuesto sobre la herencia de bienes inmuebles valorados en más de 5 millones de dólares por persona, aunque eleva este umbral de exención hasta los 15 millones de dólares al final de la década.

– El acuerdo no prorroga, sin embargo, la rebaja temporal de las retenciones sobre los salarios aprobadas por el presidente Barack Obama dentro de las medidas de estímulo a la economía.

– A través de esta combinación de subidas de los tipos y reducción de ciertas deducciones para los más adinerados, el Gobierno espera recaudar 620.000 millones de dólares en nuevos ingresos en los próximos diez años.

– Prorroga un año el subsidio de emergencia por desempleo que beneficia a 2 millones de estadounidenses.

– Prorroga hasta finales de año los incentivos fiscales a las empresas que inviertan en energías renovables, así como en investigación y desarrollo.

– Anula la reducción del 27 % en los reembolsos que perciben los médicos que atienden a pacientes cubiertos por el seguro médico público para jubilados (Medicare).

– Aplaza por dos meses los recortes automáticos previstos del gasto del Gobierno federal (la mitad en Defensa), compensando esta falta de ahorro durante esos dos meses con una combinación de nuevos ingresos y otros recortes.

– Prorroga la ley agrícola hasta finales de año, lo que evita, entre otras cosas, la casi duplicación del precio de la leche y productos lácteos desde enero.

 

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio