Despide Juárez a su divo

4/09/2016

Más de 90 mil personas salieron a las calles para dar el último adiós a Juan Gabriel con porras, una misa y sus canciones.

el último adiós a Juan Gabriel 1514118

La ansiedad y desesperación de miles de fans de Juan Gabriel en México llegaron ayer a su clímax, cuando las cenizas de El Divo de Juárez pisaron suelo mexicano a las 17:56 horas tras cruzar el puente Paso del Norte o Santa Fe.

El puente internacional que a diario se ve saturado de gente que cruza de Estados Unidos a México o viceversa, lució vacío, a veces detenido al tiempo, para esperar los restos de Juanga que cruzaron la línea internacional.

Ahí y en ese tiempo, en el primer centímetro de suelo mexicano, empezaron a volar globos blancos, a caer rosas blancas, y a escucharse porras y letanías que buscaban glorificar al Hijo predilecto de Ciudad Juárez, a El Divo de Ciudad Juárez, a Juanga, a Juan Gabriel, a Alberto Aguilera Valadez, el artista más querido de Chihuahua y uno de los más seguidos en México.

Desde su ingreso a nuestro país, incluso en El Paso, Texas, que obligó un recorrido no planeado por la Universidad y el centro de espectáculos donde haría su presentación antes de morir, las vallas de fans y seguidores en México, continuaron en el recorrido de cerca de tres kilómetros, que hicieron recordar la visita del papa Francisco a México, por su calidez, lo multitudinario y el estoicismo de los fieles, en este caso seguidores, que aguantaron desde la madrugada del viernes, para estar en primera fila y honrar las cenizas de su estrella.

La policía de Ciudad Juárez enfrentó problemas para contener no solamente a los seguidores, sino también a los medios de comunicación locales, nacionales e internacionales, que en ocasiones detuvieron el paso de la carroza.

A pesar de que originalmente estaba planeado, el cortejo fúnebre no pasó por el albergue y la escuela de música fundada por Juan Gabriel, lo que obligó el silencio de las miles de personas que desde la muerte del autor de Querida no habían dejado de cantar en ese recinto, y a las afueras de su casa en la avenida 16 de Septiembre, en Ciudad Juárez.

La carroza negra, llevaba en su toldo una urna de madera, con cristales transparentes, flanqueada por dos ramos de rosas rojas, mismas que por momentos portaba la urna con las cenizas de El Divo de Ciudad Juárez.

En su trayecto a la casa del originario de Parácuaro, que en un futuro se convertirá en el Museo de Juan Gabriel, miles de personas flanquearon el recorrido, al tiempo que soltaban a su paso globos blancos, pañuelos y rosas del mismo color, pues sabían del gusto de Juanga por este tono.

Los cientos de fans que permanecen desde el domingo 28 de agosto cuando murió Alberto Aguilera Valadez callaron abruptamente al ver llegar las cenizas de su ídolo a su casa.

No hubo necesidad de fuerzas policiacas para contener ese efusivo sentimiento que se había manifestado día y noche desde la muerte del autor y cantante del Noa-Noa.

Todos callaron al ver impactados las cenizas del músico llegar a su casona.

Desde su arribo a México, no pudo dejarse de percibir, las innumerables banderas representativas mundialmente del movimiento lésbico gay (LGBT), que en ningún momento fueron reprimidas o discriminadas en el homenaje en Ciudad Juárez.

LA MISA

Al arribar los restos de Juan Gabriel cerca de las 19:00 horas, comenzó una larga espera que fue pasada con porras y canciones, para que al filo de las 20:30 horas iniciara la misa en honor del artista, oficiada por el obispo de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, quien oró por el perdón “del ciervo Juan Gabriel”, a lo que miles de personas clamaron al unísono.

En su mensaje, el obispo destacó al hermano “Alberto, quien vivió su fe y supo trabajar produciendo para gloria de Dios y servicio de todos…”, y al final se preguntó, ¿quién no cantó y disfrutó con él sus canciones?.

Al concluir, inició una velada con artistas locales e internacionales, con la Sonora Santanera, varios mariachis, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, entre otros, la cual se esperaba se prolongaría hasta la madrugada de este domingo, en el que también se espera que sus cenizas lleguen a la Ciudad de México para el homenaje planeado en Bellas Artes mañana lunes a las 15:00 horas.

Estado Mayor vigilará BA

La Secretaría de Seguridad Pública capitalina sólo se encargará del operativo de vialidad por el homenaje póstumo al cantautor Juan Gabriel, programado para mañana en el Palacio de Bellas Artes, ubicado en la delegación Cuauhtémoc.

Autoridades de la dependencia explicaron que será el Estado Mayor Presidencial quien se hará cargo de resguardar el recinto y la seguridad de los asistentes, por lo que la policía capitalina dispondrá solamente de mil elementos quienes darán movilidad en la zona.

Se prevé que la mayoría de los policías destacados sean de la Subsecretaría de Tránsito, cuyo papel será agilizar el tránsito vehicular en avenida Juárez. Agentes de la Policía Auxiliar resguardarán la seguridad de los asistentes más hacia la zona perimetral.

El área por resguardar es la Alameda Central y el Palacio de Bellas Artes desde las avenidas Juárez, Eje Central Lázaro Cárdenas, avenida Hidalgo y la calle Doctor Mora.

También habrá seguridad especial en las salidas de las estaciones del Metro Bellas Artes e Hidalgo, por donde se prevé llegue gran parte de los asistentes.

Hasta el cierre de esta edición, no se tenían previstos cortes a la circulación, ya que la afluencia será intermitente durante el tiempo que dure el homenaje. Se espera que los asistentes circulen por la Alameda Central y el patio de Bellas Artes sin provocar conflictos viales. Se recomienda a los asistentes no acudir con vehículos.

Brindan por Juanga a pesar de prohibición

A pesar de la prohibición de ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública, varias copas se alzaron al cielo en la Plaza Garibaldi para recordar a Juan Gabriel anoche, justo al tiempo que en Ciudad Juárez se le rendía homenaje a sus cenizas.

Desde las 18:00 horas, más de mil personas se reunieron en la calle República de Honduras para recordar al Divo frente a su estatua y a un imitador que prendió la fiesta con canciones como Querida, Por qué me haces llorar y Amor eterno, entre otras.

Todo gracias a un evento organizado en redes sociales llamado Peda masiva en memoria a Juan Gabriel, que logró la atención de varios jóvenes que acudieron a la cita con cartones de cerveza, botellas de alcohol, refrescos y bebieron ante la mirada de los elementos de Seguridad Pública que resguardaban la locación.

La Secretaría de Seguridad Pública capitalina informó que no hubo personas remitidas tras la conmemoración de la muerte de Juan Gabriel, y precisó que un grupo de personas en evidente estado de ebriedad fueron invitados a retirarse, lo cual hicieron sin generar contratiempos.

Fuentes de la dependencia advirtieron que la persona que sea sorprendida ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública será remitida ante el juez cívico.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio