Detectan usurpadores de PROFECO

16/05/2013

“Nadie puede obligar a los comerciantes a calibrar sus básculas”, dijo el delegado de la PROFECO, Rodolfo Guerrero García, luego de mencionar que existen personas que se hacen pasar por trabajadores de la delegación para obligar a los comerciantes a calibrar sus básculas y  a su vez, pagar por el servicio.

Hoy por la mañana, Roy Guerrero dio a conocer que se han presentado varias quejas de comerciantes, porque personas que dicen ser trabajadores de PROFECO, han acudido hasta sus establecimientos a  cobrar por calibrar sus básculas.

El delegado, dijo que estas personas que usurpan la profesión  de los empleados de PROFECTO, son de la Unidad de Verificación Autorizada (UVA), mismos que a la par de la Procuraduría Federal del Consumidor, pueden acudir a calibrar las básculas de los comerciantes, sin embargo ninguna de estas dos estancias pueden presionar y amedrentar para que se regule o pague por el servicio.

Las unidades unidades que realizan recorridos  en algunos establecimientos, con camisetas y hologramas de la procuraduría federal, provienen en de otros estados, ya que Durango no cuenta con este tipo de empresas para regular, además de PROFECO, dijo Guerrero García.

Cabe mencionar, que la PROFECO cobra 220 pesos por la calibración de las básculas, pero el pago de este servicio se realiza a través de instituciones bancarias; en cambio, la empresa denunciada, pide 300 pesos  y obliga a que se paguen en el momento de la visita.

Para finalizar, el funcionario recalcó que no hay ninguna estancia que pueda obligar presionar y obligar a los comerciantes a que calibren sus básculas.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio