Dos millones arropan al Cristo de Iztapalapa

30/03/2013

Durante el recorrido se suscitaron dos enfrentamientos entre granaderos y diez nazarenos; en Huehuetoca, Estado de México, activistas y migrantes de Honduras y Guatemala demandaron mayor seguridad y respeto

Jesús de Nazaret fue crucificado por 170 ocasión en lo más alto del Cerro de la Estrella, en la delegación Iztapalapa, donde 2.3 millones de personas atestiguaron la tradicional representación que finalizó con saldo blanco.

Antes de recrear las caídas en un recorrido de casi 5 kilómetros camino al “Monte del Calvario”, cerca de 400 actores escenificaron los pasajes bíblicos en la explanada Cuitláhuac.

En el teatro más grande del mundo se efectuó el último concilio. Jesús fue presentado ante Poncio Pilatos y Herodes, que lo castigaron con azotes y sentenciaron a muerte.
Previo a la crucifixión se realizó el pasaje en el que Judas se ahorca, luego de arrepentirse de haber traicionado a Jesús. Durante la procesión el mesías fue arropado por miles de nazarenos que cargaban una cruz y caminaban descalzos con una corona de espinas y flores.

“Es la forma de cumplir mi manda. Dios me hizo un favor, hizo que no perdiera mi pierna en un accidente que tuve, es algo muy importante para mí y es la forma en la que vivo mi Semana Santa”, dijo José, quien participa desde hace más de 10 años en esta celebración.

Llamó la atención que un gran número de niños de entre tres y 12 años participaban cargando una cruz. Como Bryan, Luis y Josué, tres hermanos que cumplieron una manda de sus padres.

Más de 400 paramédicos atendieron 2 mil 112 casos de heridas, ampollas y quemaduras en la planta de los pies. Además se extraviaron seis menores que regresaron con sus familiares.

Jesús Flores, mecánico que representa a Cristo, cargó una cruz de 90 kilos. Pese a que el recorrido fue de casi dos horas, solo se sofocó y desvaneció una vez.

Durante el recorrido se suscitaron dos enfrentamientos entre granaderos y diez nazarenos, quienes se encontraron con vallas metálicas que fueron colocadas para evitar desmanes.

La derrama económica fue de 14 millones de pesos en locales fijos. De acuerdo con Jesús Valencia, jefe delegacional en Iztapalapa, en la vía pública se colocaron más de mil 800 comerciantes.

La representación estuvo muy vigilada, destacó la presencia de 10 mil 569 policías, cuatro helicópteros, ocho ambulancias del ERUM, 526 patrullas, 81 motocicletas y 3 mil trabajadores.

Como novedad se utilizó un centro de monitoreo denominado “C2”, el cual se instaló a fin de mejorar el desarrollo del recorrido. En total 90 cámaras vigilaron las actividades.

Reclamo

Las vías del tren que por décadas ha transportado a migrantes centroamericanos hacia la frontera con Estados Unidos fueron el escenario de un vía crucis en que activistas e indocumentados de Honduras y Guatemala demandaron mayor seguridad y respeto a sus derechos humanos.

Caracterizados como Cristo, Herodes y soldados romanos, salieron del comedor San José, lugar en que se les brinda asesoría jurídica y alimentos a su paso por el municipio de Huehuetoca, Estado de México, para recorrer las vías y denunciar las violaciones de las que son víctimas.

En entrevista con MILENIO, Jorge Andrade, colaborador del comedor, dijo que la procesión se llevó a cabo en solidaridad con albergues y casas de asistencia a migrantes, las cuales son objeto de amenazas y extorsiones por parte del crimen organizado.

Informó que el comedor atiende diariamente entre 70 y 150 migrantes que abandonan el tren, conocido como La Bestia, y caminan alrededor de 30 kilómetros para llegar a las instalaciones.

Señaló que debido a la inseguridad los activistas se vieron obligados a suspender las operaciones del albergue en esa zona y brindar servicios únicamente de comedor.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio