Ejidatarios niegan haber recibido pagos de SCT

13/04/2013

Ejidatarios de cinco poblados afectados por la construcción de la carretera  Durango- Mazatlán, niegan haber recibido el 80 por ciento del pago por tierras y  bienes distintos a la tierra, por parte de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En días pasados, el Jefe de Asuntos Jurídicos de la SCT, Gustavo López de Nava García declaró que al iniciar la construcción de la carretera, les fueron pagados a los ejidatarios aproximadamente el 80 por ciento de las tierras y los bienes distintos a las tierras; “del cien por ciento, ya tenemos pagados más o menos el 80 por ciento y nos restaría un 20 por ciento que se pagaría al momento de que salga el decreto expropiatorio”.

Ante tal situación, el grupo de ejidatarios de los poblados Pueblo Nuevo, San Antonio y anexos, Chavarría Nuevo, Comunidad de Chavarría y Chavarría Viejo; negaron por completo haber recibido tal porcentaje de pago por las tierras utilizadas para la construcción de la carretera antes mencionada, además de comentar que no existe ningún decreto expropiatorio al que se refirió el representante jurídico de la SCT.

Más de tres mil familias, se han visto afectadas con la construcción de la Supercarretera, ya que desde que inició la obra, pocos ejidos han recibido pagos por sus tierras, aseguró el  representante el ejidatario Pedro Hernández Delgado, quien se hasta el momento tiene problemas para que el agua llegue hasta su poblado, a causa de los trabajos que se realizaron en la carretera.

Pueblo Nuevo, es uno de los ejidos que presenta una mayor superficie afectada, ya que con la realización de la obra, pobladores del lugar han perdido gran parte del bosque y varias hectáreas ecológicas, dio a conocer el representante Andrés Medina Quiñones.

Los ejidatarios afectados, piden a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el pago por sus tierras y  la indemnización por los terrenos, áreas y bienes dañados por la construcción de la vialidad; “estamos en la mejor disposición de negociar, solo exigimos un pago justo” expresó Miguel Alvarado representante del ejido Chavarría Viejo.

Además de los daños en los bienes distintos a la tierra, los ejidatarios,  denunciaron que áreas naturales como el bosque y ríos, se han visto afectadas con la obra, ya que trabajadores de la construcción, han arrojado desechos y escombros al rio baluarte provocando una contaminación en el lugar.

Cabe destacar, que a parte de los duranguenses, ejidatarios de Sinaloa y Nayarit, también se han visto  dañados con la construcción, sin embargo, los gobiernos de dichos estados, si han toma cartas en el asunto y están ayudado a los afectado, afirmó Medina Quiñones.

Para el próximo 8 de mayo, los pobladores esperan obtener una respuesta a las denuncias interpuestas en contra de la SCT y recibir los pagos correspondientes a las tierras y bienes utilizados para la obra de la carretera Durango-Mazatlán,  de no ser así, tomaran acciones como el cierre de las vialidades.

 

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio