El Partido Revolucionario Institucional vigilará a gobernadores

25/01/2013

Camacho dice que el objetivo es que los servidores tengan un buen desempeño: “no vamos a tapar a nadie”; pretende ser un ombudsman ético y político de sus militantes.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) promueve su conformación como una especie de ombudsman ético y político de sus gobernadores, para evitar que cometan abusos y les pueda recomendar la corrección de su comportamiento, para que no dañen la imagen del partido.

César Camacho, dirigente nacional del PRI, anunció que esa es una de las transformaciones que buscan en la 21 Asamblea Nacional que se realizará en marzo próximo, a fin de que todos los gobernantes emanados de ese partido tengan un comportamiento correcto en sus funciones como servidores públicos, pues “no vamos a tapar a nadie”.

“El PRI no va a tapar a nadie, de ningún partido político. El PRI no es cómplice de nadie. Algo que seguramente van a escuchar después de la Asamblea o durante la Asamblea, es que el PRI quiere ser una instancia que pueda hacer recomendaciones a gobernantes, a políticos provenientes del PRI, sobre cuyo desempeño y actuación tengamos dudas.

“Es decir, queremos lograr esa posibilidad de recomendar. Como no se puede dar órdenes formalmente, sí tendremos, como partido, la autoridad política para pedir que se escuchen y se atiendan recomendaciones, guardadas las proporciones, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que sin tener efectos vinculantes tienen el peso político de quien las formula.

“Si nosotros postulamos a alguien y si ese alguien no da buenas cuentas o hace las cosas indebidamente seguramente se hará receptor de una recomendación del PRI”, explicó el dirigente del Revolucionario Institucional.

Interrogado sobre los detalles del plan, César Camacho precisó que se trata de una propuesta que se afinará conforme avance el proceso de consenso entre los integrantes de la Asamblea.

“Esto es una idea que seguramente aparecerá. La traemos en nuestras propuestas vamos a ver cómo sale después de haberse deliberado”, resaltó.

—¿Una especie de guía ético?

—Como un guía de comportamiento ético-político, porque el PRI al postular a alguien, diríamos, le endosa el prestigio como partido y si esa persona le hace daño al PRI por una deficiente gestión, el PRI tendrá derecho, políticamente hablando, a pedir que se corrija o a señalar donde hay deficiencias.

César Camacho Quiroz inauguró la sesión plenaria de los senadores del PRI, quienes por primera ocasión estuvieron acompañados de sus pares del Partido Verde, para definir la agenda de temas que se tratarán en el próximo periodo ordinario de sesiones y cuyos temas se ajustarán, en su mayoría, a lo que emane del Pacto por México.

Habló de los planes para que el PRI se convierta en este ombudsman político y ético frente al comportamiento de sus políticos, como parte de su explicación sobre la posición del partido para la creación de la Ley de Responsabilidad Hacendaria y Deuda Pública que se trabaja en el seno del Pacto por México y que obligará a los estados a moderar sus niveles de deuda.

Aclaró que el endeudamiento de un gobierno no es en sí mismo un error, incluso en algunos casos es recomendable, pero el problema comienza cuando “se contrae deuda irracionalmente, porque se presionan las finanzas al punto de hacer inviable un gobierno.

“Lo que es cierto es que no habrá regalos para nadie, pero habrá mecanismos jurídicos para corregir, no para rescatar; para corregir las deudas de los gobiernos locales y para, también, diríamos en sentido figurado, alentar contraer deuda para aquellos que tengan finanzas sanas”, dijo.

Deudas

La dirigencia nacional del PRI pretende que todos los miembros de su partido que ejerzan algún cargo público realicen una buena gestión.

Aclaró que el endeudamiento de un gobierno no es en sí mismo un error, incluso en algunos casos es recomendable, pero el problema comienza cuando “se contrata deuda irracionalmente, porque se presionan las finanzas al punto de hacer inviable un gobierno”.

El líder PRI, César Camacho, dijo: “Lo que es cierto es que no habrá regalos para nadie, pero habrá mecanismos jurídicos para corregir, no para rescatar; para corregir las deudas de los gobiernos locales y para alentar que contraten deuda los que tengan finanzas sanas”.

Excélsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio