En vacaciones aumenta violencia hacia menores

29/07/2013

Darle nalgadas, gritarles y tener pensamientos de enojo permanentes hacia los hijos e incluso golpearlos, son signos de irritación, intolerancia y puede propiciar violencia familiar; se estima que en la temporada vacacional se incrementan las agresiones hacia los niños a causa de que están mayor tiempo en los hogares.

En general los niños reaccionan de manera negativa cuando los adultos están intolerantes, lo que propicia una cadena de desentendimiento y enojos, ya que los infantes se portan peor y demandan mayor atención, así lo manifestó Alan Flores Murguía, director del Instituto de Salud Mental del Estado de Durango (ISMED), quien por indicaciones del Secretario de Salud, Eduardo Díaz Juárez, trabaja permanentemente en acciones preventivas para reducir los índices de violencia hacia los menores en el hogar.

“Entre más reducido sea el espacio de convivencia para padres e hijos, así como la falta de dinero para salir de viaje, cuidar a los infantes o no tener recursos para algún curso de verano, existe mayor posibilidad de generar violencia; las preocupaciones generan estrés, lo cual merma en el estado de ánimo positivo, y las primeras reacciones de ello son la irritabilidad”, agregó el funcionario.

Ante dicha problemática, Flores Murguía, recomendó que el tiempo que se esté con los hijos se invierta en la convivencia, ya sea, salir a lugares cercanos y buscar un lugar de relajación y esparcimiento para toda la familia, o en dado caso, jugar en casa y sobre todo platicar, todo ello, por lo menos media hora o más al día; “el problema de los adultos es que no se pueden quitar las preocupaciones de encima y no escuchan lo que dicen los otros, por lo tanto, es fundamental realizar actividades de convivencia que ayuden a distraerse”.

Asimismo, el Director del ISMED, explicó que dejar a los hijos jugar con el celular, con video juegos, en la computadora o viendo tele, no es la mejor opción, porque disminuyen su capacidad de empatía y creatividad, y de tal manera reflejan menos consideración hacia los padres; no se debe matizar a los menores diciéndoles que son tremendos, que son de lo peor, mentirosos y manipuladores, en todo caso, es ahí cuando se debe brindar más atención.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio