Enrique Peña Nieto lanza programa contra inundaciones

15/01/2013

La Sedatu, Pemex, CFE y otras instancias participarán en el proyecto; Conagua contará con mil 400 mdp para obras hidráulicas.

En los últimos años las inundaciones en Tabasco provocaron pérdidas por 57 mil millones de pesos, por falta de previsión y coordinación entre autoridades.

Para enfrentar la situación, el presidente Enrique Peña Nieto presentó ayer el Programa Nacional de Prevención contra Contingencias Hidráulicas.

“Se trata de un proyecto con una visión integral sobre la gestión eficiente del agua, contempla la ejecución de acciones medioambientales, de planeación urbana, prevención, alertamiento temprano y protocolos de emergencia”, dijo el mandatario.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), entre 2007 y el 2011, Tabasco sufrió pérdidas por 57 mil millones de pesos a causa de las inundaciones, recordó el jefe del Ejecutivo.

El gobernador el estado, Arturo Núñez Jiménez, describió las causas de las inundaciones ,entre ellas el cambio climático: “reflejado en el régimen de las lluvias y los fenómenos del Niño y la Niña, el manejo de las presas en la Cuenca Mezcalapa-Grijalva, el desorden y, en ocasiones, la corrupción y el clientelismo electoral en el manejo del ordenamiento territorial y el uso del suelo urbano”.

Denunció que desde hace once años se llevó a cabo el diseño de la Compuerta del Macayo, pero la obra nunca se terminó de construir. Se trata de una compuerta de protección que está sobre el río Carrizal, en la frontera entre Chiapas y Tabasco, y su función es desviar las aguas que van a Villahermosa, para evitar inundaciones.

Ayer el presidente Peña Nieto, se comprometió a que estaría terminada dentro de seis meses, es decir a mediados del mes de julio.

En ese sentido dio a conocer que este año el gobierno federal destinará a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) mil 400 millones de pesos a la construcción de obras hidráulicas y para finalizar la construcción de la Compuerta Macayo.

“En medio de la cuenca hidrológica más importante del país, vengo a decirles que el Presidente de la República, el gobernador del estado y, espero, también las autoridades municipales, trabajaremos juntos para mitigar, disminuir los efectos de las inundaciones”, dijo.

El Programa Nacional contra Contingencias Hidráulicas consistirá en revisar el estado de las obras de este rubro, como son presas y los bordos, para prevenir contingencias; sobre el tema, el mandatario pidió a las autoridades locales que revisen su
infraestructura de desalojo de aguas y sus cárcamos de bombeo: “Quizá cambiar una planta de bombeo, o corregir el equipo para los cárcamos no tenga una mayor rentabilidad, aparentemente política, pero sin duda se hace fundamental…mientras el gobierno de la república y el gobierno estatal trabajamos en la infraestructura para evitar mayores niveles de agua en zonas de alto riesgo, poco podemos hacer si los cárcamos de bombeo en los municipios no funcionan de manera adecuada”, explicó.

El programa consistirá en supervisar que ya no se construyan asentamientos humanos en las zonas de riesgo, así como revisar la capacidad de las presas y establecer protocolos de operación a los que tendrán que someterse los tres órdenes de gobierno.

En ese sentido instruyó a los funcionarios de la secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para que en coordinación con las autoridades locales, elaboren el Plan de Ordenamiento Territorial para la Cuenca de la Frontera Sur, “bajo una premisa básica: evitar la construcción de vivienda en zonas susceptibles de inundación”.

Dio a conocer que se construirá una nueva red climatológica e hidrométrica, que incluye la instalación de sistemas de alerta en los cauces del río, así como la modernización de los servicios de “alertamiento temprano”, se trata de un sistema de alerta que active a todos los órdenes de gobierno en caso de inundación.

Además, Peña instruyó a los funcionarios de la Secretaría de Gobernación para que el área de Protección Civil se coordine con el Servicio Meteorológico Nacional y desarrollen sistemas eficaces de alertamiento temprano.

Además, el jefe del Ejecutivo instruyó al titular de la Conagua, David Korenfeld, para que firme un convenio de competencias con el gobierno de Tabasco y con los municipios de la entidad para trabajar bajo la óptica de visión integral.

También le solicitó elaborar el Proyecto Hidrológico para proteger a la población de inundaciones, y aprovechar mejor el agua, en ese sentido el gobernador de la entidad insistió en que requieren ayuda para llevar agua de riego a algunas zonas del estado que padecen escasez.

Además, solicitó a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que retiren toda la infraestructura que han construido o desarrollado “que ponga en riesgo a la población, por futuras inundaciones”.

 

 

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio