Especialistas culpan a Irán de ola de ciberataques a bancos de EU

10/01/2013

El gobierno estadunidense no tiene dudas sobre la intervención de Irán en los sabotajes, que se consideran una represalia por las sanciones internacionales que enfrenta ese país del Golfo Pérsico.

Diversas instituciones financieras estadunidenses son actualmente blanco de ciberataques de alta intensidad atribuidos por especialistas a Irán, como represalia por las sanciones internacionales que enfrenta ese país del Golfo Pérsico.

«No hay dudas dentro del gobierno estadunidense de que Irán se encuentra detrás de estos ataques», afirmó al diario The New York Times, James Lewis, un ex alto cargo de los Departamentos de Estado y Comercio y ahora experto de seguridad informática en el Centro Estratégico de Estudios Internacionales de Washington.

Mientras que la identidad de los que se encuentran tras los ataques es oficialmente un misterio, está claro que están utilizando nuevos métodos para golpear a páginas de bancos con una cantidad de números o solicitudes de información abrumadora.

Los atacantes infectaron centros de datos utilizados para albergar servicios en la computación en la nube de internet y ordenaron un poder de computación masivo para obtener ataques de denegación de servicio (DDos), según expertos de seguridad informática.

Los ataques DDos han sido una arma básica de los hackers durante bastante tiempo, pero normalmente se han utilizando empleando ejércitos de computadores personales infectados con virus y coordinados para hacer solicitudes simultáneas a páginas web específicas.

«Esencialmente están pasando de la pistola al cañón», afirmó el vicepresidente de soluciones de seguridad de la firma Radware Carl Herberger, al hablar sobre los ciberatacantes que utilizan centros de datos. «Eso es un gran logro», añadió.

Los 20 bancos estadunidenses más grandes se vieron afectados hoy por una tercera oleada de ataques, que fueron revindicados a priori por un grupo autodenominado los cibercombatientes d’Izz ad-Din al Qassam.

Los ataques comenzaron por primera vez en septiembre de 2012, según Radware, que se especializa en la seguridad de ordenadores comerciales y ha estado investigando a estos «piratas». «Asistimos a un ataque continuo del sector industrial sin precedentes», apuntó Herberger.

 

 

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio