Exigen al IFE rehacer su informe de tope de gastos

6/02/2013

El líder nacional del PRD asegura que el dictamen está “amañado”.

 

La coalición Movimiento Progresista solicitó al IFE devolver el informe “amañado” de la Unidad de Fiscalización sobre los topes de gastos de la campaña presidencial y subsanar el criterio totalmente desigual.

Sin embargo, el secretario de Finanzas del PRD, Xavier Garza Benavides, reconoció que el partido solicitó a la Unidad de Fiscalización que asignara 33 por ciento de los recursos a la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, mediante un oficio entregado el 8 de octubre de 2012.

En tanto que los partidos que integran la coalición Compromiso por México, PRI y PVEM, determinaron que bajo el esquema del prorrateo la campaña de su entonces candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, solo debía recibir 1 por ciento del total de recursos que beneficiaran a más de uno de sus representantes a elección popular.

Por lo que, según lo establecido en el artículo 177 del Reglamento de Fiscalización del IFE, fueron los partidos los responsables de establecer el criterio para la distribución de 50 por ciento del total de recursos asignados a más de dos campañas electorales.

“Dichos criterios deberán hacerse del conocimiento de la Unidad de Fiscalización al momento de la presentación de los informes de campaña, y por ningún motivo podrán ser modificados con posterioridad. El partido u órgano de finanzas de la coalición deberá especificar los porcentajes de distribución aplicados a cada campaña”, detalla.

Por su parte, el dictamen presentado por la unidad de Fiscalización establece que, en el mejor de los casos, el PRD fijó que la campaña de López Obrador debía recibir 17.5 por ciento de los recursos.

Mientras que en el peor de los escenarios, la Unidad aplicó, a petición del partido, 30 por ciento del total de los recursos que beneficiaron a diversas campañas de diputados, senadores o candidatos locales.

El dirigente nacional del PRD aseguró que los criterios utilizados en la fiscalización no fueron los mismos, por lo que la unidad terminó “haciéndole la chamba al PRI, para que a modo” no haya rebasado los topes de gastos establecidos en la ley.

En este contexto, destacó la importancia de que este informe sea discutido hasta julio y a la par de los dictámenes finales de las campañas de diputados y senadores a fin de que la Unidad de Fiscalización pueda contar con mayores elementos y con ello evitar que se apliquen criterios diferenciados.

“No pedimos más, pedimos el mismo rasero; nosotros, como los otros partidos, tienen derecho a solicitar de que manera se haría la fórmula de prorrateo, pero el IFE tiene la obligación de aplicar criterios iguales para todos. No rebasamos el tope de gastos de campaña y no se nos puede adjudicar una multa”, concluyó.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio