Francia va por completo a la “reconquista” de Malí

21/01/2013

El objetivo es acabar con la resistencia y no dejar “focos rojos”, declaró el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, mientras que los islamistas amenazan con realizar más operaciones de ataque.

El ejército francés consolidó este domingo sus posiciones en Malí con un objetivo claramente definido por París: «la reconquista total» del país, ocupado en parte por grupos islamistas armados, al tiempo que varios países han respondido al pedido de una mayor ayuda internacional.

«El objetivo es la reconquista total de Malí. No dejaremos focos» de resistencia, declaró el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, que espera no obstante que la fuerza regional africana, que está siendo desplegada, constituya rápidamente el «relevo» de la intervención francesa.

Por su parte, el grupo islamista que atacó una central gasífera del centro-este de Argelia y realizó una toma de rehenes masiva, prometió el domingo «más operaciones en todos los países que participan en la cruzada» en Malí, en un comunicado que publica un sitio de informaciones mauritano.

«Recordamos a nuestros hermanos musulmanes la necesidad de mantenerse lejos de los locales de empresas extranjeras, en particular francesas, para proteger sus vidas», señala el grupo «Los que firman con sangre», la katiba (unidad de combate) del argelino Mojtar Belmojtar, un ex alto jefe de Al Qaida del Magreb Islmámico (AQMI).

Dos mil soldados franceses ya se encuentran desplegados sobre el terreno, una cifra que alcanzará y podría superar los 2.500 hombres, según París.

En el terreno, las fuerzas francesas intensifican su intervención junto a un ejército maliense subequipado.

«El despliegue hacia el norte de fuerzas de la operación Serval, iniciado hace 24 horas, está en marcha en las localidades de Niono y Sévaré, donde llegaron y se están instalando», precisó el teniente coronel Emmanuel Dosseur.

Niono (350 km al noreste de Bamako) está situada a 60 km al sur de Diabali, localidad tomada el lunes pasado por los islamistas que, según el ejército malí, la abandonaron luego de los bombardeos franceses.

Le Drian indicó el domingo que Diabali no fue aún tomada por las fuerzas malienses. «Todo deja pensar que la evolución de Diabali va a ser positiva en las próximas horas», agregó.
Sevare (630 km al noreste de Bamako), que dispone de un aeropuerto, es una ciudad clave desde donde se pueden dirigir las operaciones más hacia el norte. Está a sólo 50 km de Konna y fue tomada el jueves a los islamistas por el ejército maliense.

Konna, que cayó el 10 de enero, precipitó la intervención de Francia que temía un avance de los grupos vinculados a AQMI hacia el sur del país y su capital.

El sábado, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) pidió a la ONU que provea «inmediatamente apoyo logístico y financiero para el despliegue de la MISMA» (Misión Internacional de Apoyo a Malí), tras una cumbre extraordinaria celebrada en Abiyán.

Este domingo más países respondieron al llamado de la CEDEAO.

Berlín, que ya anunció el envío de dos aviones de transporte, prometió una ayuda financiera adicional a los países africanos que participan en la operación militar en Malí durante la reunión de donantes que se celebrará el 29 de enero en Adís Abeba.

Moscú propuso a Francia transportar tropas y material francés mientras que Canadá asumirá el costo del traslado de una parte de la fuerza militar africana para Malí.

Los Estados miembros de la CEDEAO fueron instados a que proporcionen lo más rápido posible las tropas prometidas a la fuerza militar que recibió el mandato de la ONU para ayudar a Malí a recuperar el control del norte del país, ocupado desde hace más de nueves meses por grupos islamistas.

Unos 2.000 miembros de la MISMA serán desplegados hasta el 26 de enero. Más de 150 soldados ya llegaron a Bamako.

Ocho países de África Occidental (Nigeria, Togo, Benín, Senegal, Níger, Guinea, Ghana y Burkina Faso) y Chad anunciaron su contribución a la MISMA, que estará integrada por unos 5.800 soldados para tomar el relevo de Francia.

En tanto, el grupo islamista Ansar Dine (Defensores del Islam) afirmó el domingo que mató a 60 soldados malienses y que derribó dos helicópteros franceses desde el 10 de enero. Reconoció asimismo la pérdida de ocho «muyahidines».

Las autoridades malienses habían informado sobre la muerte de 11 soldados en combates alrededor de Konna, mientras que París había anunciado la muerte de un piloto de helicóptero.

Varias fuentes informaron de un repliegue de los combatientes islamistas desde el centro del país hacia Kidal, en el noreste del país, a 1.500 km de Bamako. Kidal fue la primera localidad que, en marzo de 2012, conquistaron los rebeldes tuareg y los grupos islamistas, que enseguida expulsaron a sus antiguos aliados.

«Los islamistas están abandonando otras regiones para dirigirse hacia Kidal, que es una zona montañosa», indicó el domingo a la AFP una fuente malí de seguridad.

«Están huyendo. Todo indica que van a refugiarse en la región de Kidal, de difícil acceso», aseguró un político de Douentza, a 800 km de la capital.

En Bamako, los representantes de las comunidades árabe y tuareg de Malí denunciaron este domingo las exacciones contra miembros de su comunidad luego de la liberación de las ciudades y localidades que estaban bajo control de los islamistas. Esta violencia también fue señalada por Human Rights Watch, que evoca «asesinatos».

 

 

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio