Fuertes disturbios en Charlotte tras matar la policía a otro hombre negro

21/09/2016

Los agentes afirman que dispararon a Lamont Scott al verse en una situación de «muerte inminente».

Decenas de personas han resultado heridas en los disturbios desatados anoche en la ciudad de Charlotte (Carolina del Norte, Estados Unidos) durante las protestas por la muerte a manos de la policía de Keith Lamont Scott, un hombre afroamericano de 43 años, en el aparcamiento de un edificio de apartamentos. La policía asegura que Lamont Scott iba armado, mientras que la familia afirma que cuando fue tiroteado estaba leyendo un libro mientras esperaba a que llegase su hijo de la escuela.

Horas después de divulgarse el vídeo en el que se aprecia como una policía de Tulsa (Oklahoma) mataba a Terence Crutcher, un hombre negro de 40 años desarmado que llevaba las manos en alto, Estados Unidos se vio sacudido por la muerte a tiros de Lamont Scott en Charlotte, la mayor ciudad de Carolina del Norte, con más de 825.000 habitantes y un 35 % de población negra.

«El sujeto salió del vehículo armado con una arma de fuego que suponía una amenaza de muerte inminente para los agentes, que seguidamente dispararon sus pistolas», informó la policía de Charlotte en un comunicado. Los agentes habían acudido al edificio para ejecutar una orden de detención contra otro hombre, al que no encontraron.

Familiares de Scott negaron que el hombre fallecido estuviese armado y aseguraron que lo que sí llevaba era un libro que estaba leyendo mientras esperaba que un hijo suyo regresase de la escuela para recogerlo.

La tensión por esta última muerte desembocó en fuertes protestas en la calle, donde los manifestantes llevaban carteles con leyendas como «dejad de matarnos», «sin justicia no hay paz» o «las vidas de los negros también importan». Al menos 12 policías han resultado heridos durante los disturbios, uno de ellos de una fuerte pedrada en la cabeza.

Las imágenes de televisión muestran cómo la policía utilizó bombas de gas para dispersar a los manifestantes, mientras que muchos de estos arrojaban piedras y otros objetos a los agentes.

El policía de Charlotte-Mecklenburg que mató a Scott fue identificado como Brentley Vinson y, según medios locales, también es afroamericano. La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, dijo que la comunidad «merece respuestas» y prometió una «investigación completa».

Según el recuento del diario The Washington Post, 172 personas negras han muerto a manos de la policía en lo que va de año. Dos de los casos más mediáticos han sido, además del de Tulsa, los de Alton Sterling en Baton Rouge, y Philando Castile en el Estado de Minnesota.

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio