La oposición obtiene el escaño para representar a Siria en la Liga Árabe

26/03/2013

Aunque las diferencias internas en la Coalición Nacional mermó su credibilidad, finalmente el grupo representará a su país en la cumbre de Doha el martes.

La Coalición Nacional de la oposición siria obtuvo hoy oficialmente el escaño para representar a su país en la cumbre que la Liga Árabe celebrará el próximo martes en Doha, pero las diferencias internas del principal grupo opositor mermaron su credibilidad.

En Damasco, un civil murió tras la caída de un obús en la plaza de los Omeyas, en el centro de la capital; un jefe del Ejército Sirio Libre (ESL), el principal integrante de la rebelión, el coronel Riad Asaad, resultó herido en un atentado en el este de Siria y un avión civil fue alcanzado por baterías antiaéreas.

La Liga Árabe accedió a una de las principales peticiones de la oposición y le atribuyó el escaño de Siria. La Liga Árabe suspendió la participación del régimen del presidente Bashar al Asad en noviembre de 2011, a raíz del inicio, en marzo de ese año, de la revuelta popular que se ha ido transformando en guerra civil ante la represión.

Ahmed Moaz Al Jatib, el líder de la oposición que dimitió el domingo, llegó este lunes por la noche a Doha para encabezar la delegación de la oposición en la cumbre. Jatib anunció el domingo, para sorpresa de todos, su dimisión, pero el lunes informó en su página de Facebook de su intención de acudir a la cumbre para pronunciar un discurso «en nombre del pueblo sirio».

Estados Unidos afirmó que continuaría apoyando a la oposición a pesar de la «valiente» dimisión de su jefe, declaró hoy un portavoz de la Casa Blanca. La prensa de Damasco criticó esta decisión. «La Liga entregó el escaño robado a Siria a bandidos y matones», escribía el diario As Saura.

La Coalición Nacional de la oposición anunció el domingo que había recibido una invitación para participar en la cumbre de Doha, donde estaría representada por el ‘primer ministro’ Ghassan Hitto, el cual fue encargado de formar gobierno el 18 de marzo para administrar los territorios bajo control rebelde en Siria.

Pero, según el representante de la Coalición en Catar, Nizar Haraki, Jatib presidirá la delegación siria que contará con ocho miembros, entre ellos Hitto. Según un responsable de la oposición, Ahmad Ramadan, la oposición y países árabes realizaron «fuertes presiones» para que Jatib reconsidere su dimisión.

El primer ministro de Catar, principal socio de la oposición, Hamad ben Jasem Al Thani, le pidió públicamente que reconsiderara su decisión. Al anunciar su dimisión, Jatib reprochó a la comunidad internacional su falta de acción ante el conflicto en Siria que dejó decenas de miles de muertos y acusó a los países que apoyan a la oposición «de intentar controlar la revuelta».

Según un opositor sirio, Jatib reprocha especialmente a Catar haber impuesto la elección de Hitto, apoyado por los Hermanos Musulmanes, frente a Imad Mustapha, otro candidato apoyado por Riad. Sobre el terreno, un civil murió y otros seis resultaron heridos por los obuses que los rebeldes lanzaron contra la plaza de los Omeyas en Damasco, según los medios oficiales.

En las últimas semanas, estos tiros se multiplicaron sobre Damasco, feudo del régimen donde sus tropas intentan neutralizar a los rebeldes de la periferia e impedir el avance de los combatientes hacia la capital.

En Deir Ezzor (este), el coronel Riad Asad, un comandante del ESL, resultó herido el domingo por la explosión de una bomba cuando circulaba en coche y fue trasladado a Turquía para ser tratado. Riad Asad fue uno de los primeros oficiales superiores del ejército en unirse a la rebelión en julio de 2011.

En el noroeste de Siria, un avión civil fue alcanzado por disparos de baterías antiaéreas cuando sobrevolaba la región de Idleb, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Por otro lado, los rebeldes sirios que combaten contra el régimen del presidente Bashar al Asad cerraron este lunes los dos únicos puestos fronterizos con Jordania, afirmó un portavoz del ejército jordano.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas anunció la evacuación de la mitad de sus cien empleados extranjeros que todavía trabajan en Siria debido a los crecientes riesgos, según diplomáticos en Nueva York.

La oficina con sede en Damasco del emisario de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, será cerrada y trasladada a El Cairo o a Líbano, precisaron esos diplomáticos.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio