Lohan termina en el piso

30/03/2013

Lindsay Lohan sigue en las polémicas. Fue acusada de robarse unos brazaletes que utilizó durante la grabación de Anger Management, la serie protagonizada por Charlie Sheen.

Al terminar su participación, la actriz viajó a Brasil para promocionar la marca de ropa John John Denim, que le pagó 300 mil dólares por tres días en los que apareció en eventos públicos.

Luego de las jornadas laborales, la joven visitó una disco donde fue captada debajo de una mesa con vasos a su alrededor.

De inmediato surgieron los rumores de que se trató de otro de sus festines con exceso de alcohol, aunque se intentó defenderla al decir que se escondió en el suelo para evitar que le tomaran fotografías.

Lohan viajó a Brasil antes de cumplir su sentencia de 90 días en un centro de rehabilitación.

EXCÉLSIOR

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio