Los primeros seis meses de 2013 serán muy duros para España, afirma Rajoy

28/12/2012

El Presidente español rindió su informe de gobierno a un año de haber tomado el poder, donde aseguró entender que los españoles se sientan decepcionados de su mandato.

Los primeros seis meses de 2013 serán «muy duros» para la economía española, todavía en recesión, advirtió este viernes el jefe del ejecutivo, el conservador Mariano Rajoy, en un balance de su primer año de gobierno.

«Tenemos todavía por delante un año muy duro, especialmente en su primera mitad y tenemos que perseverar en las reformas que hemos emprendido», afirmó Rajoy en rueda de prensa.

«La economía española seguirá en recesión algún tiempo aunque esperamos que empiece a mejorar en la segunda mitad del año que viene», agregó.

De nuevo en recesión desde finales de 2011, menos de dos años después de haber salido de ella, la economía española no consigue reanudar con el crecimiento, llevando el desempleo por encima del 25%.

En el tercer trimestre de 2012, el PIB de España se contrajo 0,3% respecto al trimestre anterior, en que ya había caído un 0.4%. Según estimaciones avanzadas este viernes por el Banco de España, la recesión prosiguió en los últimos meses del año.

El gobierno español prevé una caída de 1.5% del PIB este año, aunque es más optimista para 2013, con una previsión de contracción de 0-5%.

Aseguró que entiende que los españoles se sientan decepcionados porque a un año de llegar a la casa presidencial de la Moncloa no hay una mejora económica como prometió en su época de candidato.

Confirmó que el país seguirá en recesión hasta el segundo semestre de 2013 y pidió disculpas a los españoles por los recortes, “paciencia ya no porque sé que ya ha habido mucha”, y prometió que “más pronto que tarde” se saldrá de la crisis.

Rajoy hizo hoy un balance de su primer año de gobierno, se trató de un discurso autocrítico, breve y se le vio un tanto abatido. “Las cosas han sido más difíciles de lo que esperábamos. Sabemos que mucha gente se siente decepcionada por la falta de resultados, pero estamos haciendo lo que es necesario e inevitable hacer”, expresó Rajoy.

Indicó que, de no haber aprobado los recortes en educación, pensiones, sanidad, ciencia y demás, “estaríamos en una situación muchísimo peor”. Desveló que cuando llegó a La Moncloa había una cuenta que “no permitía mantener el sistema sin hacer reformas”.

Pidió la comprensión de todos los españoles hacia su gobierno y calificó el 2012 como “un año muy doloroso”.

Milenio

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio