Madonna, un inicio exitoso

27/07/2013

‘Holiday’, ‘Lucky Star’ y ‘Borderline’ son sólo algunos de los sencillos que ayudaron a la cantante Madonna a posicionarse en la industria musical hace tres décadas

Sin duda alguna es una de las artistas más influyentes de los últimos 30 años. Es la reina de la controversia y la reinvención, y es conocida por haber vendido a lo largo de su carrera más 300 millones de discos.

El reinado de Madonna en la industria musical arrancó de manera oficial hace 30 años, el 27 de julio de 1983, cuando quien sería conocida como La reina del pop lanzó su primer álbum homónimo, el cual con el tiempo se convirtió en cinco veces Disco de Platino, vendiendo casi diez millones de placas alrededor del mundo.

Tras cuatro años de haber abandonado su natal Michigan con 35 dólares en la cartera y haber viajado a Nueva York para convertirse en artista, en 1982 conoció a Seymour Stein, presidente de Sire Records, quien después de haber escuchado la canción Everybody, decidió firmarla en la disquera. Si bien Madonna decidió trabajar en aquel entonces con el productor de Warner, Reggie Lucas (Miles Davis), el resultado de los tracks no gustó del todo a la emergente estrella y decidió pedir la ayuda de John Benitez, a quien conocía de tiempo atrás cuando mezcló algunos temas de Breakfast Club, grupo al cual perteneció la cantante.

Aquellos que dijeron que no tenía talento, que era gordita, que no podía cantar, y que sería una cantante de un solo éxito, fueron quienes me empujaron a ser mejor y estoy agradecida por su resistencia”, dijo la cantante durante su discurso de aceptación.

El primer disco de La reina del pop está conformado por ocho canciones, de las cuales cinco —Everybody, Burning Up, Holiday, Lucky Star y Borderline— fueron lanzadas como sencillos entre octubre de 1982 y febrero de 1984.

El sonido de Madonna fue buscando su propia personalidad desde un inicio, si bien el primer álbum era una mezcla entre disco, pop y rock con un toque de sintetizadores, fue con éste que la cantante encontró la dirección que quería tomar.

Everybody fue el tema con el que Madonna logró el contrato con Sire Records. Esta canción, escrita por la misma cantante y producida por Mark Kamins, si bien no se colocó dentro de la lista de popularidad de la revista Billboard, alcanzó el tercer sitio en las listas norteamericanas de las más bailables, misma suerte que también corrió el segundo sencillo Burning Up.

A poco más de un mes del lanzamiento de Madonna, la cantante decidió poner a sonar Holiday el 7 de septiembre de 1983, convirtiéndose en su primer hit. Entre el Día de Acción de Gracias y Navidad de 1983 el tema entró en el conteo de las 100 canciones de Billboard, debutando en el número 88 y para finales de enero de 1984 el tema había escalado hasta la posición 16, donde se mantuvo a lo largo de 16 semanas.

La melodía también alcanzó el primer lugar en la lista de los temas más bailables, donde se mantuvo durante cinco semanas. A la par de Holiday, un día después se lanzó Lucky Star que se convirtió en la primera canción en colocarse dentro de los cinco primeros lugares de la lista de Billboard, empezando por el cuarto y escalando hasta el número uno, abriendo el camino para los próximos 15 sencillos que alcanzarían esta posición. Después, en febrero de 1984, llegó el turno de Borderline, el quinto sencillo de la producción que vería la luz. Escrito por Reggie Lucas, debutó en la décima posición de la lista de las 100 canciones de Billboard y alcanzó la segunda posición de las más bailables en Estados Unidos, mientras que en la lista de conteo de sencillos en Irlanda estuvo en el primer lugar.

300
millones de discos ha vendido Madonna a lo largo de su carrera

Fue con esta producción que Madonna comenzó a definir lo que sería el camino profesional que tomaría. No sólo se resumía a las canciones y a los ritmos que utilizaba en las mismas, ni tampoco del uso de la nueva herramienta de promoción de los 80, los videos, era un todo que conjuntaba la parte artística con la identificación con las adolescentes de la época y una actitud desafiante ante las normas establecidas.

Con tan sólo 25 años, Madonna se convirtió en el icono que todas las chicas de Estados Unidos querían ser. Su forma de ser entre desenfadada, desafiante y sensual, sumado a su peculiar forma de vestir en la que incluía pulseras de hule negras, guantes sin dedos, grandes moños de encaje en la cabeza, cabello decolorado, crucifijos y blusas coordinadas con la lencería que dejaban ver, le proporcionó a las jóvenes de la época una opción de seguridad y autoestima.

Durante 1983 y 1984 Madonna colocó los cimientos de una prometedora y jugosa carrera. Fue en este periodo cuando la cantante se dedicó a la promoción de su primera producción haciendo presentaciones en lugares como Danceterías en Nueva York y Camden Place, en Londres, Inglaterra, a la par que hizo presentaciones en programas de televisión como Top of the Pops y American Brandstand, donde le dijo al conductor Dick Clark, que quería conquistar el mundo.

El disco Madonna fue la producción que abrió camino para la llave a la cima del éxito, de donde la cantante no se ha bajado desde hace 30 años, a pesar de las fuertes críticas que recibió en las que se le llamó una cantante con poco talento, con voz de “Minnie Mouse con helio” y que desaparecería un año después, porque sólo tendría un éxito.

En 2008, cuando fue inducida al Salón de la Fama del Rock and Roll, Madonna agradeció a todos aquellos que la atacaron en los inicios de su carrera, ya que sin ellos no se hubiera encontrado en ese lugar.

“Aquellos que dijeron que no tenía talento, que era gordita, que no podía cantar, y que sería una cantante de un solo éxito, fueron quienes me empujaron a ser mejor y estoy agradecida por su resistencia”, dijo la cantante durante su discurso de aceptación.

Después de este primer disco y su respectiva promoción, Madonna se dedicó a trabajar en su segundo material discográfico el cual lanzó en noviembre de 1984, no sin antes atentar en contra de los valores del matrimonio cantando de manera sugestiva, en la primera entrega de los premios MTV, el tema que daba nombre a la producción: Like a Virgin.

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio