Ministra argentina de Economía es condenada

27/12/2012

La justicia argentina condenó hoy a cuatro años de prisión a la ex ministra de Economía, Felisa Micelli, por encontrarla culpable de corrupción al haber escondido 100 mil pesos (unos 20 mil dólares) en el baño de su oficina.

Micelli se convirtió así en la primera funcionaria kirchnerista en ser condenada en un proceso judicial.

La ex ministra también fue inhabilitada a ejercer cualquier tipo de cargo público durante ocho años, ya que el tribunal consideró que cometió los delitos de encubrimiento agravado y destrucción de documentos oficiales.

Micelli fue imputada por haber tenido bajo su exclusiva custodia la suma de 100 mil pesos, que estaba embalada y termosellada con el logo del Banco Central de la República Argentina.

El dinero fue encontrado el 5 de junio de 2007 en una bolsa de papel madera y colgada de una percha en el armario del baño del despacho privado que Miceli ocupaba en el Ministerio de Economía.

La Fiscalía consideró que la conducta de Miceli estaba agravada «en razón de tener los fondos hallados un origen espurio, como también de acuerdo a la condición de funcionaria pública que poseía la nombrada al momento de comisión del delito».

También se le atribuyó la desaparición del acta original labrada por el personal policial de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal Argentina que encontró el dinero.

El caso, que se desató bajo la presidencia del ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), estalló el 24 de junio de 2007, cuando el diario Perfil reveló el hallazgo de la pequeña fortuna en el baño del Ministerio de Seguridad.

«La bolsa de Felisa» fue uno de los mayores escándalos de corrupción de la era kirchnerista, ya que la funcionaria tuvo que dimitir porque las explicaciones que dio sobre el dinero fueron insuficientes y originaron una causa penal.

Antes de conocer el veredicto, la ex ministra reiteró su inocencia al asegurar que durante el juicio pudo demostrar que «todo lo que yo decía era verdad», ya que le habían prestado ese dinero y ese día lo tuvo que guardar en su baño porque no le dio tiempo de ir al banco.

«Lo dejé en un placard (armario) privado, que era de mi uso exclusivo. Al día siguiente me encontré con ese tema, mi secretaria me devolvió el dinero, si bien no es una suma descomunal, yo la tenía que devolver, después pedí el acta», señaló.

En su defensa, Miceli argumentó que vivía en la misma casa desde hace 25 años, que no tenía más bienes que esa propiedad, un automóvil que está pagando a crédito y dos cajas de ahorro.

«No tengo una vida fastuosa que no esté acorde a lo que yo gano. Esta causa nunca debería de haber existido los fiscales mismos reconocieron que no hubo ningún perjuicio al estado y la administración nacional», afirmó, aunque no convenció a los jueces.

El opositor señaló que su formación estaría «encantada» de que el mediador internacional Lajdar Brahimi «llegara a un acuerdo con Rusia y Estados Unidos para que se forme un gobierno de unidad nacional sin Al Asad».

Brahimi concluyó hoy una visita a Siria, donde consideró que el acuerdo de Ginebra, que llama a las partes sirias a deponer las armas y a formar un Gobierno de transición, puede servir para acabar con el conflicto en los próximos meses.

El enviado especial se refería al acuerdo logrado por consenso en Ginebra en junio pasado por el Grupo de Acción para Siria, en el que participan China, Rusia, EEUU, Francia, el Reino Unido, Turquía, la Liga Árabe, la ONU y la Unión Europea.

En conferencia de prensa, el diplomático argelino se propuso la creación de un «órgano de transición gubernamental», con participación del Gobierno del presidente Bachar al Asad y los grupos de la oposición para pacificar el país.

Fuentes diplomáticas en Siria han señalado que Brahimi podría haber pedido a Al Asad, durante la reunión que mantuvieron el lunes, que nominara a los ministros que representarían al régimen en ese ejecutivo de transición.

Antes de partir hacia Moscú y después de haber mantenido contactos esta semana con Al Asad y con dirigentes de la oposición interna, Brahimi negó que exista ningún plan ruso-estadounidense para solucionar el conflicto sirio, tal y como fuentes diplomáticas de la Liga Árabe en El Cairo habían asegurado en los últimos días.

 

El Informador

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio