Mondragón anuncia cero tolerancia; inicia limpia contra corrupción policial

19/01/2013

El funcionario de Gobernación contribuirá a la erradicación de autogobiernos en cárceles.

El subsecretario de Planeación y Protección Institucional, Manuel Mondragón y Kalb, anunció que ya se aplica cero tolerancia contra la corrupción en la Policía Federal y en todo el Sistema Nacional de Seguridad.

El funcionario de Gobernación —quien espera en febrero la ratificación del Senado para asumir la Comisión Nacional de Seguridad— estableció que la campaña anticorrupción abarcará a 400 mil elementos policiales.

Al concluir su visita de trabajo en el Senado, en conferencia de prensa, Mondragón y Kalb expuso: “Tolerancia cero a la corrupción hasta donde llegue, como llegue, cuando llegue. Me vale lo que se diga al respecto”.

Al indicar que el país está en relativa calma, y que la Policía Federal, las cárceles federales y Plataforma México serán los temas principales en los que trabajará, resaltó que contribuirá “a morir” para combatir los autogobiernos en las prisiones.

De la violencia en la Ciudad de México, donde con el homicidio de ayer suman 29 asesinatos en una semana, Mondragón aseguró que se trata de casos atípicos. No obstante, dijo que, por órdenes de Gobernación, el DF contará “con el apoyo, si así fuese en su caso, de las fuerzas federales”.

Anticipan tolerancia cero

En la Policía Federal y en todo el Sistema Nacional de Seguridad habrá “tolerancia cero a la corrupción”. En este problema grave, en donde hay más de 400 mil elementos a supervisar, se llegará sin duda hasta las últimas consecuencias, advirtió Manuel Mondragón y Kalb.

En este sentido, el actual subsecretario de Planeación Institucional de Gobernación, sentenció: “Tolerancia cero a la corrupción: hasta donde llegue, como llegue, cuando llegue. Me vale lo que se diga al respecto, cuándo yo combata corrupción. No voy a tolerarla ni a permitirlo. ¿Cuánto voy a lograr? Lo más posible. ¿A partir de qué? De hoy o de hace un mes y medio”, sostuvo.

“Ya me conocen y no me hago guaje”, dijo el nominado Comisionado Nacional de Seguridad —a la espera de la ratificación del Senado para febrero— y adelantó además que trabajará intensamente en su labor para “darle resultados a la sociedad” en el menor tiempo posible; contribuir en la erradicación de los llamados autocontroles en los reclusorios estatales y municipales, células del crimen organizado; y desde luego, que la ciudadanía sienta y palpe que la seguridad plena regresa a sus familias y hogares.

En este momento, anotó Mondragón y Kalb, el país está en relativa calma; si bien hay estados y municipios complejos y difíciles, con mayores índices de criminalidad, “no hay focos rojos” que se tengan ubicados.

“No puedo acusar que tengamos focos rojos que se hayan despertado ahora al arranque de esta administración del presidente Enrique Peña Nieto. No veo ninguna situación especial que pudiera yo comentar al respecto”, insistió.

Y en torno al aumento en la criminalidad en el DF en las últimas jornadas, de entrada dijo que hasta donde sabe son “casos fortuitos” y del orden común; empero, ya habló con el titular del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, y “por instrucciones del propio secretario de Gobernación le dije que no es que nosotros le ayudáramos a resolver el problema, pero que él sepa que cuenta, sin duda, con el apoyo en su caso, si así fuese, de las fuerzas federales”.

Tres ejes

Si bien dijo que no entraría en detalles sobre su labor al frente del CNS, hasta que el Legislativo lo ratifique, sí bosquejó tres de los principales ejes a desarrolar en materia de seguridad:

El primero es referente a la Policía Federal: “¿Qué, cómo, dónde, cuándo y qué resultados? Ya informaré. Ustedes tienen sus propios conceptos, pero voy a dar resultados; resultados, los más óptimos que pueda yo dar”, garantizó Mondragón.

El segundo eje es referente a los Ceferesos, es decir, los 15 Centros Federales de Readaptación Social, más otros ocho (dos ya incorporados y seis en construcción), centros de reclusión que se contrataron con empresas que adquieren el terreno, construyen y operan, salvo la parte de custodios y la parte oficial. En donde importa y mucho que ya no haya fugas, sí como el mayor control interno.

En este rubro, adelantó el funcionario, se trasladará a los internos, “sacando todos los presos federales y distensionando, pero viendo que las cosas trabajen mejor”. Y aunque no le competan directamente los penales locales, dijo, “contribuiré y colaboraré con los gobiernos de los estados a morir, para que cuando estas circunstancias se den (los mal llamados autogobiernos), que sí se dan, se puedan ir resolviendo. Ellos no pueden quedar solos y tienen que hacer su parte y nosotros tendremos que ayudarlos y no solamente nuestra área, sino todas las áreas del país tendremos que ayudarlos. No se puede permitir eso”.

Plataforma México

El tercer eje se refiere a sacar el mayor beneficio en la llamada Plataforma México, “una herramienta extraordinaria que tiene millones de datos, que tienen que alimentar a las instituciones de primer nivel de allá para acá y de acá para allá, es decir, cuánto necesitan otras instituciones de lo que nosotros tenemos en la reserva de Plataforma México, cómo debemos de seguir alimentándonos para que los datos sigan creciendo y estén actualizados; para de ahí ver cómo vamos a derramar a los estados y cómo vamos inclusive a incorporar a los municipios”, anotó.

Un tema no menos importante, dijo ante duda, será el correspondiente a la certificación de las policías e incluso “qué se va a hacer en su momento con los grandes porcentajes de personas no certificadas o no aprobadas, que no es un problema menor; todo eso se estará revisando”.

Sobre el tiempo para obtener avances se limitó a contestar que “yo trabajo para dar resultados y ustedes me conocen”.

PRD urge a definir plan anticrimen

El grupo parlamentario del PRD en San Lázaro reclamó ayer al gobierno federal la falta de definición en lo que será su política contra el crimen organizado, al alertar del riesgo de que ésta se convierta en “una paz negociada”, con miras a generar “un ambiente ficticio” de seguridad.

Descartó que la creación de una Gendarmería Nacional represente una solución: “Se trata sólo de un cambio de razón social, y nada más”, señaló la bancada perredista a través de su vocero, eldiputado Carlos Reyes Gámiz, quien consideró necesario que la administración de Enrique Peña Nieto dé a conocer las acciones precisas con las que busca frenar a la delincuencia.

Para los legisladores de oposición, de mantenerse la misma estrategia de seguridad del sexenio anterior “el número de muertos y desapariciones forzadas seguirán al alza”.

Efectos

1.- Las fuerzas policiacas tendrán que reforzar sus controles internos ante una mayor vigilancia del gobierno federal.

2.- La certificación de 400 mil policías implicará que quienes no la pasen pueden dejar las corporaciones e incluso ser acreedores a sanciones penales.

Excelsior

Deja tu comentario

Más información sobre:

loading...

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

* Obligatorio